UN LIGERO REPUNTE RESPECTO A 2010

Casi la mitad de los conductores muertos consumió alcohol, drogas o psicofármacos

Un informe del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF) desvela que el 45% de los conductores fallecidos en accidentes de tráfico en carretera el año pasado dio positivo por consumo de alcohol, drogas o psicofármacos, un tres por ciento más que en 2011.

Guardia Civil con prueba de alcoholemia Guardia Civil con prueba de alcoholemia | Foto: EFE

EFE  |  Madrid  | Actualizado el 03/07/2012 a las 16:39 horas

El trabajo del INTCF refleja un ligero repunte con respecto a 2010, cuando los positivos por sustancias psicoactivas afectaban a un 42% de los conductores fallecidos frente al 45% de 2011.

El estudio recoge los resultados de los análisis toxicológicos realizados a 969 fallecidos -702 conductores y 192 peatones- a través de una muestra de sangre, al objeto de determinar si se encontraban bajo los efectos de esas sustancias cuando se produjo el accidente. 

De ese 45% de positivos, 316 conductores -un 72,78%- había ingerido alcohol, el 33,54 alguna droga y un 21,20 psicofármacos.

Entre los conductores víctimas de accidente de tráfico por ingesta de alcohol, en su mayoría hombres, el 76,52% presentaba una tasa superior a 1,2 gramos por litro.

En cuanto a las drogas, el 54,72% había consumido cocaína, mientras que el cannabis estaba presente en el 47,17% de los casos.

Además, por primera vez se ha detectado la presencia de ketamina, un anestésico muy potente y con efectos alucinógenos, consumida por un 1,89 de los conductores fallecidos.

La DGT tendrá tolerancia cero con las drogas
A partir del 9 de julio, la Dirección General de Tráfico comienza una campaña en la que intensificará los controles de drogas. Durante una comparecencia el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, junto a la directora general de Tráfico, Maria Seguí, señaló que tras el consumo de drogas, se incrementa la probabilidad de accidentes entre dos y siete veces. A lo que añadió que "si ningún conductor hubiera consumido drogas el año pasado" uno de cada tres fallecidos en las carreteras (480 víctimas) se hubieran evitado.

Por eso, con motivo de la próxima campaña de la DGT los conductores serán sometidos primero a una prueba de alcoholemia y, en el caso de que den negativo, se les practicará un test indiciario de recogida de saliva para valorar si han consumido drogas, según explicó la directora de Tráfico.

Compartir en:
PUBLICIDAD

Ponle Freno

Cerrar ventana
Cerrar ventana