LAS VÍCTIMAS DE ACCIDENTES DE TRÁFICO EN LA CARRERA PONLE FRENO

“Unidos terminaremos con los accidentes de tráfico”

El pasado domingo 27 de noviembre miles de personas se enfundaron la camiseta naranja de la 4ª Carrera Ponle Freno por la seguridad vial. Ese día muchos corrieron por alguien que ha perdido la vida en la carretera. Cuando ya casi todos los corredores habían cruzado la meta, vivimos un momento muy emotivo al ver llegar de la mano a las madres, hermanos e hijos de víctimas en accidentes de tráfico. Ahora queremos rendirles nuestro modesto homenaje.

Emotivo momento de las madres de las asociaciones de víctimas llegando a la meta De izquierda a derecha: Flor Zapata, madre de Helena, Olivia Rodriguez, madre de Lola, Esther Rincón, madre de Juan, Rocio, esposa de José, Sole y Gonzalo, hermana e hijo de José | Foto: Ponle Freno

Ponle Freno  |  Madrid  | Actualizado el 03/12/2012 a las 13:02 horas

Flor Zapata pertenece a la Asociación Vida en la Carretera y el domingo 27 de noviembre se puso el dorsal de la 4º Carrera Ponle Freno por su hija Helena. Porque cree que “hay que poner cara a las víctimas para hacer ver que todos implicados y comprometidos con la seguridad vial, todos unidos concienciaremos y terminaremos con los accidentes de tráfico”.

Esther Rincón, también forma parte de la Asociación Vida en la Carretera y corrió por su hijo Juan, que perdió la vida en un punto negro. A ella le gustó mucho la experiencia “porque lo hacía por mi hijo y por todos los que se quedan en las carreteras y en las calles”.

Olivia Rodríguez estuvo allí por su hija Lola, para pedir que “se le ponga vida a los accidentes de tráfico, porque detrás de un accidente está la vida, los sueños, las ilusiones, porque mi hija tenía (como me cuesta decir tenía) muchos proyectos”.  Olivia, pertenece a la Asociación Lola Velayos y no le importa "ir donde sea para que todo el mundo vea las cosas de otra manera, de la manera que son". Por eso lucha para que “pongamos cara a las víctimas, porque no son sólo un coche accidentado en la carretera, dentro de él están personas que, por causas de otros, no pueden seguir con su vida”. “Mi hija no es un número, ninguna estadística. Se llamaba Lola, estudiaba psicología y era una persona con un gran corazón”.

Junto a ellas, estaba Rocío, esposa de José, junto a su hijo Gonzalo y su hermana Sole.  Todos participaron en la 4ª Carrera Ponle Freno por una persona que ha perdido la vida en un accidente de tráfico. En Ponle Freno sabemos que muchos más corrieron por alguien que subió un día en el  coche y ya no volvió, por eso queremos transmitir lo importante que es conducir con responsabilidad, respetar los límites, las señales, no ponerse al volante bajo los efectos del alcohol o las drogas, ser precavidos, respetar al resto de personas con las que compartimos las vías y sobre todo pensar que nadie está exento de sufrir un accidente de tráfico.  Porque las víctimas no son números, son vidas.

El dinero recaudado con las inscripciones de la 4ª Carrera Ponle Freno, como en ediciones anteriores, irá destinado a la seguridad vial. Este año será para el proyecto de investigación para la mejora de las lesiones medulares que lleva a cabo el Hospital Puerta de Hierro.

Compartir en: