'LA CIENCIA EN LA SOMBRA' | J.M. MULET

'LA CIENCIA EN LA SOMBRA' | J.M. MULET

El libro 'La ciencia en la sombra' desenmascara los errores típicos de las series policiacas

J.M. Mulet, profesor de biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia, ha publicado 'La ciencia en la sombra' (Destino), donde descubre cuáles son los errores típicos de las películas y series policiacas.

CSI
CSI | antena3.com

¿Cómo funciona una prueba de ADN? ¿Cómo sabe un forense a qué hora se produjo un asesinato? Estas y muchas preguntas más tienen su respuesta en el libro 'La ciencia en la sombra' (Destino), de J.M. Mulet, profesor de biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia.

Series de televisión como 'CSI' o 'NAVY' han acercado al espectador estas técnicas que utiliza la policía científica para resolver crímenes, aunque no siempre de la forma más fidedigna a la realidad. Con 'La ciencia en la sombra', el espectador más curioso podrá resolver el caso antes que Grisom.

'La ciencia en la sombra'


Estos son algunos de los típicos fallos de las series policiacas:
1.- Las órdenes las da el juez. Cuántas veces hemos visto al jefe de 'CSI' llegar al lugar del crimen y empezar a dar órdenes… pues no, la máxima autoridad en la escena de un crimen es un juez, y hasta que él no llegue no empieza el procedimiento. Tampoco el 'CSI' puede toquetear el cadáver. Realmente el cadáver solo lo puede procesar el médico forense una vez el juez procede al levantamiento, o la persona en la que delegue el médico forense.

2.- Hay que procesar la escena del crimen correctamente equipados. En 'CSI' siempre procesan la escena del crimen, pero hemos visto a científicas forenses con el pelo suelto y camisetas monas y ajustadas inspeccionando la escena del crimen o a gente sin guantes. Pues no, la primera regla es no contaminar. Así que para investigar un crimen, pelo recogido, guantes y mono. Aunque luego no se vean tan guapos en cámara con una impedimenta tan poco favorecedora. En otras series como en 'El Mentalista' o en 'Castle' simplemente llegan, echan un vistazo y resuelven el crimen con las ocurrencias de los protagonistas ¿Habéis visto que tomen huellas dactilares o hagan pruebas de ADN en alguna de estas series? Ojalá en la vida real esto fuera tan fácil. 

3.- Las salas de autopsia tienen mucha luz. En 'CSI' la sala de autopsias parecen cuevas del terror, envueltas en luz azulada y tenebrosas, lo mismo con las cámaras refrigeradas donde están los cadáveres. Nada que ver con la vida real. Las salas de autopsias suelen ser lugares muy límpios y con muchísima luz para que no se escape ni un detalle.

4.- El trabajo está especializado. En 'CSI' vemos que la misma persona hace pruebas de ADN, análisis químico y luego coge la pistola y va a detener al malo. Pues no, cada uno tiene su trabajo, sus responsabilidades y sus competencias y hace lo que tiene asignado.

5.- Las pruebas de ADN tardan. Escena típica. Vamos a ver si el ADN del sospechoso coincide con el encontrado en la escena del crimen. Le pasan el algodón por la boca y 2 minutos después han encontrado al culpable. Ojalá, pero de momento una prueba de ADN, aquí o en las Vegas, se basa en una reacción química que necesita entre tres o cuatro horas para prepararse, llevarse a cabo y analizar los resultados… en el mejor de los casos.

Fallos de películas:
6.- Los cadáveres no son guapos. Un error típico de las películas  es que cuando la policía llega al lugar del crimen siempre encuentra el cuerpo en una postura digna y hermoso, con la piel sonrosada y el pelo como salido de una peluquería. Los cadáveres tienen la piel blanca como el mármol, si ha empezado el rigor mortis estará en una postura antinatural debida a la contracción de los músculos y lo más normal es que aparezca rodeado de un charco de sangre, orina o heces. Nada glamuroso. A veces se supone que encuentran el cadáver después de varios días y sigue tan lozano como si estuviera vivo. La descomposición actúa muy rápido y de dentro hacia fuera ya que se debe a las bacterias intestinales. Aunque no haya todavía signos en el exterior, el mal olor es muy evidente a las pocas horas, sobre todo en entornos cálidos. No es tan fácil acercarse a un cadáver.

7.- ¿Fue un suicido o asesinato? En la trama de muchas películas, como en “vértigo” de Hitchcock hemos visto que un asesinato intenta camuflarse como un suicidio o un accidente. Por ejemplo lanzar a alguien de un edificio o hacer que lo atropelle un tren después de haber sido asesinado. Un forense sabe enseguida si estaba muerto o no antes del golpe, puesto que si su corazón todavía latía la presión arterial provocará una proyección de sangre alrededor, que estará ausente si el corazón no latía. Lo mismo si la persona asesinada es tirada al mar, que flotará por qué sus pulmones no estarán llenos de agua como correspondería con una muerte por ahogamiento. Tampoco es buena idea asesinar a alguien y luego quemar la casa para aparentar una muerte accidental, la postura del cadáver y la aparición o no de humo en los pulmones descubrirá el crimen.

8.- Las manchas de sangre solo se ven a oscuras. Existen diferentes reactivos como el luminol que sirven para detectar manchas de sangre. Pero… la emisión de luz que dan cuando reaccionan con la sangre es muy tenue, por lo que necesitas oscuridad. Cuando vemos que en el exterior y a plena luz del día, se ponen a espolvorear el spray con el luminol y dicen: Mira, aquí hay sangre. Pues fallo.

9.- ¿Hora del crimen solo con la temperatura? Llega el forense, le dice al asistente que mida la temperatura del hígado y dice murió hace tantas horas, tantos minutos y tantos segundos. Realmente la temperatura del hígado te da un margen de tiempo, que puede cambiar en función de muchos factores como la temperatura y la humedad del ambiente o la ropa que lleve el cadáver. La forma más precisa de medir la hora de la muerte es por el contenido en potasio del líquido del interior del ojo, algo que casi nunca se menciona.

10.- No hay armas mágicas.
Todas las armas necesitan recargarse, y las balas se gastan rápido. Esas ráfagas de de metralleta interminables que hemos visto en Rambo o en Acorralado… en realidad el cargador de un subfusil tipo Kalashnikov dura 4 segundos. También hemos visto en muchas películas de James Bond que una pistola con silenciador emite una especie de silbidito y ya está. Pues no, un silenciador apenas reduce el 10% del ruido de un disparo, es decir, casi nada.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.