Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Continuar

Los fines de semana

El jefe infiltrado
PESADILLA EN LA COCINA I MEJORES MOMENTOS

¿Cambios? No, gracias

Andy, propietario del Restaurante Fleming, tiene miedo a los cambios. Compró un restaurante danés hace más de 15 años y todo sigue igual. Las paredes todavía son rosas y la comida está totalmente obsoleta.

Pesadilla en la cocina: ¿Cambios? No gracias
Ver vídeo ver el video

de 6

antena3.com Gordon Ramsay se ríe de la decoración
  • Gordon Ramsay se ríe de la decoración
    antena3.com Gordon Ramsay se ríe de la decoración
  • Gordon se da cuenta de que el pato está contaminado
    antena3.com Gordon se da cuenta de que el pato está contaminado
  • La esposa de Andy se desahoga con Gordon
    antena3.com La esposa de Andy se desahoga con Gordon
  • La nueva imagen del Fleming
    antena3.com La nueva imagen del Fleming
  • Desfile previo a la reinauguración
    antena3.com Desfile previo a la reinauguración
  • La cocina prende fuego
    antena3.com La cocina prende fuego

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 13/05/2011 a las 11:12 horas

Con estas premisas llega el Chef Ramsay a Miami, Florida. Buen tiempo, playas, sol, son latino. Todo indica que un restaurante grande y familiar puede dar mucha vida al lugar. Sin embargo, la situación de Andy y Susan es la contraria. Los únicos clientes que tienen son lo que llevan yendo al local durante años. Necesitan un labado de imagen y, lo más importante, gente joven.

La primera impresión que se lleva Gordon es que no puede ser un restaurante danés donde los dueños no tienen ni idea sobre Dinamarca y donde la comida es hecha por un chef cubano. Además, la decoración es pésima. Parece la casa de mis abuelos.

Si hablamos del menú, todavía peor. Todo es insípido, duro, seco y sin imaginación. ¡Incluso sirven pato contaminado! Por ello Ramsay hace mandar olvidar a los chefs todo el menú y, con los ingredientes de los que disponen, crear algo nuevo y moderno.

El siguiente paso, la reforma del local. Esta ha sido la reforma más drástica en la que Gordon se ha visto involucrado. Gracias a ella, el restaurante adquiere un look más moderno, elegante y contemporáneo. Pero no es lo único que va a cambiar de look. Antes de la reinauguración, Ramsay consigue organizar un desfile de moda para atraer a la gente joven. En él, Andy sorprende a todos con su nueva imagen.

Por la noche, salvo unos "pequeños" imprevistos como casi prender fuego al restaurante, todo va bien. Los comensales terminan encantados. Entre ellos un jugador de los Miami Heat. El Chef Ramsay, una vez más, se supera a si mismo.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana