Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
Ticbeat

¿Debemos tener miedo a Whatsapp?

Whatsapp es una de las aplicaciones más populares del mercado. Tanto que quien aún no la tenga instalada en su teléfono (inteligente o semi-inteligente, por supuesto) pasa por ser un paria en su círculo de contactos. Y tanto que ya existen varias leyendas urbanas sobre las funcionalidades del Whatsapp (y sobre si algún día pasará a ser de pago). Pero ¿es esa aplicación tan popular además especialmente peligrosa?

WhatsApp WhatsApp | Foto: Agencias

Ticbeat  |  Madrid  | Actualizado el 25/06/2012 a las 19:38 horas

Whatsapp es una de las aplicaciones más populares del mercado. Tanto que quien aún no la tenga instalada en su teléfono (inteligente o semi-inteligente, por supuesto) pasa por ser un paria en su círculo de contactos. Y tanto que ya existen varias leyendas urbanas sobre las funcionalidades del Whatsapp (y sobre si algún día pasará a ser de pago). Pero ¿es esa aplicación tan popular además especialmente peligrosa?.

Como alertaban ya a principios de mayo desde la empresa de seguridad G Data, “dado que el flujo de datos de Whatsapp no está encriptado, todos los mensajes, fotos, localizaciones, etc enviados a través de WiFi pueden ser interceptados”. Hacerlo a través de la red de la operadora de telecomunicaciones que da servicio al usuario de turno es también posible, pero más complejo. Quien quiera fisgar en las conversaciones ajenas  en un entorno WiFi no tiene más que contar con un dispositivo Android con una no muy complicada preparación técnica para hacerlo.

Y, a pesar de esta situación, los usuarios no se sienten especialmente amenazados. “No tenemos la sensación de que los usuarios por regla general sean conscientes de la amenaza ni de los riesgos que entraña utilizar esta aplicación a través de redes WiFi fácilmente atacables y especialmente vulnerables si las aplicaciones no utilizan la codificación de la información, como es el caso de Whatsapp”, nos explica el portavoz de G Data, Nacho Heras, por email.

“El tema de cuanto es o no de seguro depende de la perspectiva de lo que quieras compartir“, apunta por su parte Vicente Díaz, analista de Kaspersky Lab. “No es que haya un agujero de seguridad (en Whatsapp)”, señala. “Simplemente podrían hacerlo mejor”. La enorme popularidad de la aplicación es la que ha convertido el tema en “sensible”. Según Díaz, los principales problemas serían que se puede interceptar el mensaje enviado y que se registran algunos fallos a la hora de transmitir información. “En el tema de la privacidad, no somos conscientes”, denuncia. “Pero no somos conscientes, en general, de todo lo que usamos a diario”. El email o el SMS también podrían ser cuestionados. “Es genérico. No somos conscientes de cómo funcionan las cosas por dentro”.

 

Ticbeat.com es una consultora independiente de análisis de tecnología. Leer más.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana