Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
TRAS HACER UN COMENTARIO ANTIESTADOUNIDENSE

El juez neozelandés de la extradición de Dotcom a Estados Unidos deja el caso

El juez neozelandés que juzgaba la extradición a Estados Unidos del fundador de Megaupload, Kim Schmitz o Dotcom, se ha retirado del caso debido a unos comentarios antiestadounidenses que hizo durante una conferencia, informaron los medios de Nueva Zelanda.

Kim Schmitz, fundador de Megaupload Kim Schmitz, fundador de Megaupload | Foto: EFE

EFE  |  Sídney (Australia)  | Actualizado el 18/07/2012 a las 20:23 horas

"(David Harvey) reconoció que los comentarios que hizo durante una conferencia por internet sobre la ley de propiedad intelectual puede afectar a su imparcialidad y la respuesta apropiada para él era retirarse del caso", explicó el magistrado Jan-Marie Doogue, según la versión del diario "New Zealand Herald".

Harvey estaba considerado en Nueva Zelanda como la elección idónea para llevar el proceso de Dotcom, tanto por su trayectoria como juez como por sus conocimientos sobre derechos de autor, indicó el profesor Bill Hodge, de la Universidad de Auckland. El juez Nevin Dawsoon ocupará la vacante en este juicio de extradición que tiene previsto continuar las vistas en marzo del año próximo. Antes, en agosto, el Tribunal Superior de Nueva Zelanda retomará las vistas sobre la legalidad del registro de la casa de Dotocom en Auckland, la incautación de discos duros y otros materiales y que se entregasen copias a Estados Unidos. La presidenta del Tribunal Superior, Helen Winkelmann, determinó a finales de junio que las órdenes utilizadas eran demasiado amplias, no especificaban de forma apropiada los delitos atribuidos a Dotcom y, por lo tanto, eran ilegales.

El fundador de Megaupload fue detenido en Nueva Zelanda el pasado enero en una operación policial que también permitió el arresto en el país de otros tres directivos del portal de descargas. Al mismo tiempo y también a iniciativa de Estados Unidos, se detuvieron a otras dos personas en Europa, se cerró Magaupload y se embargaron bienes. Estados Unidos quiere juzgar a Dotcom y otros seis directivos de la compañía por supuestos delitos relacionados con la piratería informática, crimen organizado y blanqueo de dinero.

El FBI atribuye a Megaupload haber causado más de 500 millones de dólares (408 millones de euros) en pérdidas a la industria del cine y de la música al transgredir los derechos de autor y obtener con ello unos beneficios de 175 millones de dólares (142 millones de euros).

Dotcom propuso el pasado 11 de julio viajar voluntariamente a Estados Unidos para ser juzgado con la condición de que le concedan la libertad condicional allí y desbloqueen el dinero de sus cuentas. No obstante, el propio Dotcom opinó que las autoridades estadounidenses "nunca aceptarán esto porque ya saben que no pueden ganar este caso".

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana