PRIMER SISTEMA DE CÓMPUTO EXAESCALE

PRIMER SISTEMA DE CÓMPUTO EXAESCALE

Estados Unidos creará el ordenador más potente del mundo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha autorizado la producción del que será el ordenador más poderoso del mundo, que funcionará a 1.000 petaflops de potencia. Se utilizará para realizar operaciones económicas, pronosticar el tiempo y hacer todo tipo de simulaciones. Este ordenador "maximizará los beneficios de la computación de alto rendimiento en las próximas décadas"

Ordenador IBM
Ordenador IBM | Getty

Obama ha autorizado la producción del que se va a considerar como el primer sistema de cómputo exaescale, el ordenador más poderoso del mundo.

El presidente de EEUU envió la orden ejecutiva esta semana para que la emitiera la Casa Blanca y convertirse así en el primer país en tenerlo a su disposición. Estados Unidos quiere ser la primera potencia mundial en todos y cada uno de los sectores posibles, por lo que ha decidido impulsar una nueva iniciativa que compita directamente con China, su principal oponente tecnológico.

El ordenador aún no es algo físico, pero el país estadounidense quiere conseguir con él un control absoluto y de acceso de todos los organismos gubernamentales de la nación.

El ordenador exaescale funcionará a 1.000 petaflops de potencia, una cantidad tremendamente grande de realizar operaciones aritméticas por segundo. El país norteamericano planea utilizarlo para las diversas operaciones económicas diarias que se realizan, para pronosticar el tiempo y para hacer simulaciones de todo tipo (incluidas armas nucleares), según se puede leer en la sección 2 de la orden ejecutiva.

En la sección 1 de dicha orden, donde se expone la política que se va a seguir relacionada con este superordenador, se explica que la computadora tiene el fin de “maximizar los beneficios de la computación de alto rendimiento en las próximas décadas, lo que requerirá una respuesta nacional eficaz a la creciente demanda de potencia de cálculo, los nuevos retos tecnológicos y oportunidades, y la creciente dependencia económica y la competencia con otras naciones”.

Para conseguir fabricar este monstruo tecnológico, EEUU necesita la colaboración de empresas privadas como IBM, pero también de compañías gubernamentales como el Departamento de Defensa, de Ciencia o de Energía, que son quienes, en el fondo, le van a sacar provecho a la máquina. Además hay agencias como la NASA, el FBI o el Departamento de Seguridad Nacional que también quieren y planean unirse a la causa.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.