TAMBIÉN HA AFECTADO A FAMOSOS

TAMBIÉN HA AFECTADO A FAMOSOS

En España solo se denuncian tres de cada diez delitos de 'sextorsión', un fraude que afecta a más de 6.000 personas

Las estafas sexuales pueden estar dirigidas tanto a hombres como mujeres. El objetivo de los ciberdelincuentes es conseguir establecer una relación con la víctima para conseguir que esta le envíe fotografías y vídeos de contenido íntimo para chantajearle con publicarlo en la web.

Seguro que te interesa

Los correos trampa que buscan acosar y estafar a usuarios de la red han proliferado con el paso del tiempo. Uno de los más famosos se basa en el engaño de que una persona quiere conocernos. Se trata de un correo lleno de palabras agradables y cariñosas que podría desencadenar en una bonita amistad, pero se trata de una estafa cada vez más extendida: la sextorsión.

Un agente de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional explica que son personas que se dedican día y noche a estar en el ordenador intentando buscar víctimas.

Utilizan fotografías de mujeres con buena apariencia como cebo y proponen mantener cibersexo, algo a lo que los hombres acceden. Sin embargo, no saben que están siendo grabados y después sus imágenes se utilizan para extorsionarlos. Evitar que esas imágenes comprometedoras acaben siendo públicas tiene un precio: desde 50 euros hasta los 6.000.

"Detrás de una pantalla no te da vergüenza hablar, te sueltas más"

En el tema de las estafas sexuales tanto un hombre como una mujer pueden ser víctimas, sin embargo, en el caso del hombre es más fácil que caigan en la trampa, explica Ángel Bahamontes, un perito judicial. "Se están dando casos donde hay una conversación que lleva semanas y meses. Pero antes de dos meses la mujer también es víctima de una estafa".

Es el caso de Carolina, una madrileña de 28 años que había encontrado el amor en las redes sociales. Cuenta que no conocía a su pareja físicamente, solo mantenían una relación a través de la pantalla del ordenador y con el paso del tiempo llegó a enviarle vídeos íntimos.

"Detrás de una pantalla no te da vergüenza hablar, te sueltas más", cuenta Carolina, quien añade que después de dos meses hablando a diario, la persona con la que mantenía contacto le confesó que en realidad no quería tener una relación con ella y que tenía "material suficiente para hundirte la vida".

Para evitar el escándalo, la joven accedió al chantaje que comenzó con 200 euros, aunque el ciberdelincuente continuó pidiendo dinero. Fue en ese momento cuando Carolina decidió denunciarlo.

La Policía calcula que solo se denuncian tres de cada diez sextorsiones. En España se han registrado más de 6.000 casos desde 2014. "Al igual que ella había 42 personas en la misma situación".

Desde la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional recomiendan no acceder a los chantajes, pues una vez que se comienza a pagar, los delincuentes continuarán con la extorsión.

El caso de Francisco y Ángela es similar aunque ellos no han sufrido ningún extorsión ni chantaje. Sin embargo, su vida privada se ha hecho pública y todo el mundo en su pueblo ha visto sus fotos y vídeos íntimos.

Del Whatsapp a redes sociales y de ahí a páginas web de porno casero. Francisco y Ángela llevan años intentando que sus imágenes desaparezcan de Internet. Sus imágenes han circulado de móvil en móvil llegando incluso al instituto donde estudia su hija, que entonces tenía 15 años. "La gente me mira con maldad y me juzgan", dice la joven, que ha sufrido burlas en el colegio por estas imágenes.

La pareja ha detectado incluso perfiles falsos en las redes sociales con su nombre y fotografías que ellos no han compartido.

Dos juzgados han investigado el robo de esas imágenes pero siempre se archiva el caso al no encontrar al culpable.

El robo de imágenes íntimas llega también a los famosos

Hasta quienes más cuidan su intimidad pueden cometer un error y tener un exceso de confianza que destape sus intimidades. Un ataque al servidor de Apple dejó expuesta la vida sexual de célebres personajes de Hollywood.

Desde la modelo Kate Upton, Jennifer Lawrence o Scarlett Johanson han sido víctimas de este ataque con fotografías o vídeos que ellas mismas o sus parejas han grabado con un móvil. El propio teléfono almacenaba una copia en la 'nube' que resultó ser clave para que estas imágenes vieran la luz.

En España también ha tenido lugar un ataque de estas características. Los hackers consiguieron acceder a los archivos que los famosos guardaban en la red, afectando a 20 o 30 personalidades, aunque la policía cree que la cifra puede ser mayor. El principal responsable de este delito fue detenido.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.