EL NUEVO FORD MONDEO INCLUYE UN ASISTENTE DE PRECOLISIÓN CON DETECTOR DE PERSONAS

EL NUEVO FORD MONDEO INCLUYE UN ASISTENTE DE PRECOLISIÓN CON DETECTOR DE PERSONAS

El coche que frena al detectar la proximidad de peatones es ya una realidad

El avanzado sistema de detección del nuevo Ford Mondeo utiliza una alerta sonora y visual para avisar de la presencia de personas, y frena si conductor no reacciona. Una cámara y un rádar situados en la zona delantera del coche son capaces de distinguir a los peatones de cualquier otro objeto en carretera.

El esperado avisador de colisión con peatones llega a nuestros vehículos. El fabricante estadounidense de automóviles Ford estrena en la última generación de su Mondeo un nuevo asistente de precolisión que incluye detector de peatones, y que activa los frenos cuando el conductor no responde a los avisos.

Un importantísimo avance tecnológico en pro de la seguridad, que no sólo pretende reducir la gravedad de las colisiones en las que se vean envueltos los peatones, sino también evitar buena parte de ellas.

Este avanzado sistema de detección procesa la información recopilada por una cámara instalada en el parabrisas y por un radar situado en el parachoques, y toma como referencia una base de datos que distingue a las personas del resto de objetos con que podemos toparnos en carretera.

Una cámara y un radar permiten distinguir a las personas de los objetos

El nuevo asistente de precolisión funciona a velocidades de hasta 80 km/h. Si se detecta a un peatón delante del coche, transmite primero una alerta sonora y visual. Si el conductor no responde, el sistema reduce el tiempo requerido para el frenado, acortando el espacio entre las pastillas y los discos de freno. Y si después de todo no hay respuesta por su parte, los frenos se activan de manera autónoma para aminorar la velocidad. 

Esta nueva tecnología evita además colisiones con otros vehículos. El Active City Stop se activa a velocidades de hasta 40 km/h. Cuando se circula más rápido, la cámara y el radar situados en el coche escanean hasta 200 metros por delante, para ayudar al conductor a reducir los alcances. 

El control adaptativo de crucero permite además activar el mantenimiento de una distancia con el vehículo de delante, y la cámara en el parabrisas sirve de soporte para el aviso de mantenimiento de carril, que acciona el volante para evitar salirse de la calzada de manera accidental.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.