UN CAMIONERO ENFERMO EN LA CÁRCEL DE TÁNGER, PENDIENTE DEL TRASLADO A NUESTRO PAÍS

UN CAMIONERO ENFERMO EN LA CÁRCEL DE TÁNGER, PENDIENTE DEL TRASLADO A NUESTRO PAÍS

La 'víctima colateral' del indulto del pederasta

El inexplicable indulto al pederasta español deja una víctima colateral en todo el proceso. La única persona por la que se interesó el Rey Juan Carlos, un camionero enfermo condenado por tráfico de drogas. Su situación ha cambiado y no precisamente para bien. Está pendiente del traslado a una cárcel de nuestro país pero la polémica le perjudica para desesperación de su familia. Uno de sus hijos sí estaba entre los indultados por el monarca marroquí.

Antonio García Vidriel ha sido el único preso por el que se interesó personalmente el Rey, pero sigue en la cárcel. Su nombre no estaba en la lista de los beneficiados por el indulto. Los últimos meses los ha pasado entre la enfermería de la prisión y el hospital de Tánger. Es diabético y tiene problemas de corazón.

Antes del perdón pudo ver y hablar con su hijo que también estaba en prisión con él y que sí recibió el indulto. Su padre le dijo "no pares hasta llegar a España".

Antonio, de 58 años, fue detenido el 13 de abril de 2012 en el puerto de Tánger cuando acompañaba a su hijo, camionero, hacia Algeciras. Transportaban sandías, pero en el registro también encontraron 9 toneladas de hachís. Los dos fueron detenidos. Su familia ha luchado desde entonces por traerles a España. Reyes, la hermana de Antonio, escribió al rey y recibió respuesta.

Sabe que no ha sido indultado porque los trámites que siguen para su traslado están a punto de terminar. En breve, les han dicho, Antonio estará aquí. Esperan que el incidente con los indultos no demore el traslado de Antonio.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.