VIGILIA EN LA PUERTA DEL RECINTO

VIGILIA EN LA PUERTA DEL RECINTO

Velas y flores por las cinco víctimas del Madrid Arena un año después de la tragedia

Familiares y amigos han recordado a las jóvenes que perdieron la vida en una avalancha durante una macrofiesta de Halloween. Todos pedían justicia por unas muertes que, dicen, se debieron a una negligencia.

Velas, flores y un recital de poesía. De esta manera han querido rendir homenaje las familias y los amigos de las cinco jóvenes, de entre 17 y 20 años, que murieron aplastadas hace un año en un tapón humano en uno de los vomitorios del pabellón municipal Madrid Arena durante una macrofiesta la noche de Halloween.

Desafiando a las bajas temperaturas, varios centenares de personas se reunían al filo de la medianoche a las puertas del Arena, en una vigilia organizada por Isabel de la Fuente, madre de Cristina Arce, una de las víctimas, para rendir homenaje a las cinco chicas y exigir justicia.

Cinco cañones de luz recordaban en el cielo a María Teresa Alonso, Rocío Oña, Katia Esteban, Cristina Arce y Belén Lagdón. "Justicia por cinco personas inocentes que murieron aquí hace un año por la avaricia de unas personas y por la desidia de otras. Justicia por cinco personas que vinieron aquí a disfrutar de una noche de fiesta y fueron aplastadas hasta la muerte por la negligencia, por el dinero, por los favores", decía con voz firme en su intervención De la Fuente.

"Si alguien quiere hacernos creer que lo ocurrido aquí hace un año fue un accidente inevitable, se ha equivocado. Eso no es lo que pasó. Lo que pasó es que alguien accedió al alquiler del edificio municipal con deudas a la Seguridad Social y a Hacienda, contraviniendo la ley de contratación para las Administraciones Públicas", continuó.

En opinión de la madre de Cristina, Madrid, Espacios y Congresos nunca debió alquilar el pabellón al responsable de la empresa Diviertt, Miguel Ángel Flores. "Lo que pasó", continuó De la Fuente, "es que ese alguien encargó a una imprenta 17.500 entradas, teniendo un aforo de 9.560. Cuando ese alguien vende 16.891 entradas, recorta gastos en seguridad, no se vigila quién entra al recinto ni con qué entra ni qué edad tiene (...), cuando pone todos los medios para que muera gente, si no se la pasa por la cabeza que puede ocurrir una desgracia, solo veo dos opciones: o es tonto o le importa un pimiento la seguridad de nadie salvo la suya propia".

Para De la Fuente no se trata de cinco homicidios imprudentes, sino que es "algo más". "Y por eso está imputada esa persona (refiriéndose a Miguel Ángel Flores), por cinco homicidios, y por eso hay otros imputados que no cumplieron con sus obligaciones", continuó.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.