TRAS DOS AÑOS DE PARÓN

TRAS DOS AÑOS DE PARÓN

Una colonia de 20.000 Pingüinos desafían con sus motos el frío de Valladolid en el desfile de banderas

Valladolid se convierte este fin de semana en la capital de las motos. Miles de amantes de las dos ruedas han tomado la ciudad para disfrutar de Pingüinos, la concentración invernal más importante de Europa.

Un escuadrón formado por más de 20.000 motos, según la organización, ha tomado las calles de Valladolid a ritmo de gas y claxon en el tradicional desfile de banderas de la 34 concentración invernal de Pingüinos, que ha durado más de una hora y que regresa a la ciudad tras dos años de ausencia.

Una comitiva en formación y avituallada con insignias de todos los rincones del globo se ha desplazado desde la sede de la concentración en el municipio vallisoletano de Boecillo hasta la Plaza Colón y Acera Recoletos del centro de la ciudad, donde una multitud les esperaba para contemplar el espectáculo.

El desfile ha transcurrido aclamado por todos los curiosos, que han aguantado estoicos un clima que iba mejorando con el paso de las horas para ver la caravana multiracial, donde las potentes motocicletas de gran cilindrada, de ruido imponente, han compartido vía con las no tan fieras, pero igualmente admiradas y relucientes hermanas de menor potencia.

Desde Estados Unidos, Canadá o Brasil hasta la otra punta del globo como Australia o Japón, pasando por el continente europeo y africano, todos estos lugares han tenido su representación en el desfile con los pendones con los colores nacionales que han ondeado a las espaldas de los moteros, sin olvidar la bandera local y la comunitaria de Castilla y León.

Es el caso de William, quien ha cruzado todo el charco desde su Virginia natal, en EEUU, y se ha recorrido toda España a lomos de su Harley Davidson del 66, como aquella mítica canción de los Rebeldes, para acudir a una concentración motera "de gran prestigio internacional", tal y como ha asegurado.

No desde tan lejos ha llegado Manuel, un fijo de estas concentraciones, que salió de su Mataró (Barcelona) hace tres días para disfrutar del "fresco castellano y del buen ambiente de Pingüinos", una cita que tampoco se han querido perder Óscar y Verónica, una pareja de Valladolid a los que la concentración les pilla en casa.

Los asistentes han podido disfrutar de una exhibición de los moteros Roca y Rivero, dos de "los mejores motoristas del panorama internacional", según han informado fuentes de la organización.

La cita para los aficionados a las dos ruedas continuará con el desfile de antorchas en recuerdo a los motoristas fallecidos, donde en esta edición, las motocicletas transcurrirán con sus llamas por el centro de la ciudad y no por el recinto de la acampada, como en ediciones anteriores.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.