SU MECANISMO ES REVISADO TODAS LAS SEMANAS

SU MECANISMO ES REVISADO TODAS LAS SEMANAS

Últimos preparativos en el reloj de la Puerta del Sol antes de las campanadas

Todo a punto y en punto en la Puerta del Sol donde ha empezado la cuenta atrás. Hemos estado con uno de los relojeros que cuidan el centenario e histórico reloj que acompaña nuestras Nocheviejas. Nada fallará. Se repetirá el ritual: 2014 llegará puntual con las 12 campanadas.

Acompañamos a Jesús a lo más alto, a la torre donde se encuentra el emblemático reloj de la Puerta del Sol. Sus dedos son los únicos que pueden tocar el mecanismo de esta máquina del tiempo.

Él y otros dos relojeros revisan semanalmente su funcionamiento, aunque en Nochevieja la revisión es un poco diferente. Jesús López-Terradas nos comenta que el mecanismo de la bola lo tienen que engrasar cuidadosamente.

Los tres relojeros de guardia nunca se toman las uvas. Están junto a la maquinaria. Pero el calor, la alegría y la ilusión por un nuevo año les compensa.

Jesús dice que cuando suena la última campanada todo el mundo es muy feliz. Este año entre campanada y campanada habrá tres segundos para no atragantarse con las uvas.

Esos comentados tres segundos son el resultado de pruebas y pruebas con  personas de diferentes edades comiendo uvas.

Jesús nos muestra orgulloso las entrañas de este reloj y nos confía un secreto: su precisión, porque es no es habitual que un reloj de torre tenga este segundero.

Por eso mañana, día 31, a las 12 de la noche la imagen se volverá a repetir: la bola caerá, empezarán los cuartos y las doce campanadas marcarán el ritmo de las uvas y a buen seguro de nuestros deseos.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.