COMUNICADO DE LA COMPAÑÍA | NUEVOS DATOS DEL ACCIDENTE

COMUNICADO DE LA COMPAÑÍA | NUEVOS DATOS DEL ACCIDENTE

Tres de los cuatro motores del A400M sufrieron una congelación de la potencia

Los motores 1, 2 y 3 del avión militar de Airbus A400M que se estrelló en Sevilla el pasado 9 de mayo experimentaron una congelación de la potencia nada más despegar y los pilotos no lograron controlarlo, tras lo cual tuvo lugar el accidente, en el que murieron cuatro trabajadores de la compañía. Sólo el motor 4 respondió a los intentos de solucionar el problema y Airbus D&S ha confirmado que no se han detectado más anomalías.

Así lo ha informado Airbus Defence and Space a todos los operadores del A400M, basándose en las lecturas del DFDR (registrador de datos) y del CVR (registrador de voces) del avión y los análisis preliminares llevados a cabo por la Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM) con el asesoramiento de representantes del grupo aeronáutico europeo.

Tres de los cuatro motores del A400M sufrieron una congelación de la potencia y los pilotos no lograron controlarlos. Sólo el motor 4 respondió a las demandas de aceleración. La tripulación del A400M procedió situando los niveles de potencia en la posición 'flightidle' (posición de marcha lenta de vuelo), en un intento por reducir la potencia.

Lo consiguieron, pero el avión continuó en posición 'flightidle' en los tres motores afectados durante el resto del vuelo, a pesar de los intentos de los pilotos por recuperar la potencia. La compañía ha dejado claro que los análisis preliminares han mostrado que los restantes sistemas del avión se comportaron con normalidad y no se ha identificado ninguna otra anomalía durante el vuelo.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.