UN RITUAL DE PURIFICACIÓN

UN RITUAL DE PURIFICACIÓN

El Puerto de la Cruz acoge a cientos de turistas que no quieren perderse el baño de las cabras

Casi un millar de cabras se han bañado en las aguas del mar en el muelle pesquero del Puerto de la Cruz (Santa Cruz de Tenerife). Los cabreros afirman que es para "que las cabras entren en celo y se queden preñadas".

Cerca de un millar de cabras de diversos rebaños de los municipios de La Orotava, La Laguna, Los Realejos o La Victoria han cumplido hoy en la festividad de San Juan con el ritual de purificación en aguas del mar en el muelle pesquero del Puerto de la Cruz ante la mirada de cientos de turistas y vecinos de la localidad.

Una tradición que se recuperó a principios de los años 80 del pasado siglo y que justifica, según los cabreros, "que las cabras entren en celo y se queden preñadas". Aseguran que así "se purifica el ganado" además de ser un antiséptico natural para las pequeñas heridas y como medio para desparasitar a los animales y "quitarles la miseria en el mar", como afirma uno de los pastores.El baño de las cabras en Puerto de la Cruz

A la mayoría de los animales este baño purificador no les hace mucha gracia por lo que tienen que ser arrastrados por los cuernos hasta el agua donde sus dueños las sumergen entre desgarradores balidos. Y después del baño la familia de pastores se afanan en ordeñar a las cabras y algunos vecinos aprovechan para comprar leche fresca.

Cuenta la tradición que los guanches, antiguos aborígenes de la isla de Tenerife, al llegar el solsticio de verano, bajaban hasta el mar con objeto de purificar a hombres y animales en las aguas del Atlántico.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.