EN LA FRONTERA DE CEUTA PARA ENTRAR EN ESPAÑA

EN LA FRONTERA DE CEUTA PARA ENTRAR EN ESPAÑA

A prisión provisional el padre del niño encontrado dentro de una maleta

"Pensé que mi hijo ya había logrado entrar", fueron las primeras palabras que Abou O., el costamarfileño de 42 años, pronunciaba a la Guardia Civil de Ceuta cuando era detenido por haber intentado introducir a su hijo en España escondido dentro de una maleta.

La titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Ceuta ha ordenado este viernes a primera hora de la tarde el ingreso en prisión provisional del padre del niño de ocho años que este jueves fue encontrado por la Guardia Civil en una maleta en la que una mujer marroquí de 19 años, también encarcelada, pretendía introducir al pequeño irregularmente en la ciudad autónoma.

Ambos están acusados de un presunto delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros con los agravantes de riesgo para la vida de la víctima y de tratarse de un menor de edad, según han precisado fuentes judiciales.

A.O., el progenitor del niño, nacido en 1972 en Costa de Marfil y provisto de permiso de residencia en Las Palmas de Gran Canaria, ha asegurado en sede judicial desconocer que su hijo iba a ser introducido de esa forma en España apenas una hora y media antes de que, a las 13.30 horas de este jueves, él intentase cruzar el paso del Tarajal.

El resto de pruebas y declaraciones recopiladas han restado credibilidad a su declaración a ojos de la juez, que ha atendido la petición de la Fiscalía para que fuese encarcelado, como la joven residente en la vecina localidad de Castillejos que transportaba la maleta con el niño en posición fetal, hasta la celebración de juicio.

Aunque la documentación aportada a la instrucción apunta a que el adulto, que vio rechazada una solicitud de reagrupación familiar por parte de las autoridades españolas, es efectivamente el padre del menor, el Ministerio Público piensa solicitar la práctica de pruebas de ADN para "descartar" la existencia de un caso de trata de seres humanos.

La Guardia Civil receló de las reticencias de la mujer a atravesar los controles fronterizos por los canales establecidos y, al acceder a ellos, le instó a pasar su maleta por el escáner, donde se detectó la silueta del niño en su interior, momento en el que fue rápidamente asistido por los funcionarios de servicio para evitar un final "trágico". El menor quedará bajo la tutela del Area de Menores de la Ciudad Autónoma en situación de acogimiento.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.