ALQUILÓ UNA SALA DE CINE Y LA LLENÓ DE AMIGOS

ALQUILÓ UNA SALA DE CINE Y LA LLENÓ DE AMIGOS

Un policía de Alicante protagoniza una pedida de mano 'de película'

En Alicante un policía le ha pedido matrimonio a su novia de un modo muy especial. Alquiló una sala de cine y la llenó de conocidos y amigos. Ella fue engañada pensando que iba a ver una película.

Se apagan las luces y comienza una sesión de cine muy especial para Marisa. Se proyectan trailers de varias películas pero hay uno sorprendente. Marisa no da crédito. Está viendo su historia de amor en pantalla gigante. Es entonces cuando se encienden las luces y aparece su novio Jesús para pedirle matrimonio.

Las 90 personas que hay en la sala son en realidad amigos y familiares de la pareja, todos estaban compinchados. Ella le dio el sí junto a la pantalla de cine y frente al "público". Ahora ya solo queda preparar la boda. De momento, la pedida de mano ha sido como una película.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.