PODRÍAN SER DE UNA DE SUS VÍCTIMAS

PODRÍAN SER DE UNA DE SUS VÍCTIMAS

La Policía Científica halla restos de vómito en el domicilio del pederasta de Ciudad Lineal

Finaliza el registro en el piso el piso de la calle Santa Virgilia que los vecinos han bautizado como "la casa del horror", propiedad del pederasta de Ciudad Lineal. En el registro exhaustivo ha durado más de 13 horas, han hallado restos de vómito que, a falta de examinar y cotejar con ADN de las víctimas, podrían ser de alguna de las niñas.

Agentes de la Policía Científica han hallado restos de vómito en el piso del distrito madrileño de Hortaleza en el que el pederasta detenido este miércoles en Santander supuestamente abusaba de las menores que raptaba.

Antonio Ortiz Martínez ha abandonado la noche de este jueves el piso donde se ha efectuado el registro en el que se cree que pudo cometer alguno de los cinco abusos a menores que se le imputan y ha sido conducido a dependencias policiales, donde pernoctará para este viernes, previsiblemente pasar a disposición judicial. El presunto pederasta de Ciudad Lineal abandonó el piso escoltado por la Policía sobre las 22.45 horas.

Fuentes de la investigación han asegurado que los agentes han trabajado durante más de 13 horas en el interior de la vivienda, un cuarto piso del número 3 de la calle de Santa Virgilia, han recogido restos de vómito que, a falta de examinar y cotejar con ADN de las víctimas, podría pertenecer a alguna de ellas. 

De confirmarse, un trabajo que llevará tiempo, añaden las mismas fuentes, sería una prueba muy relevante para incriminar a Antonio Ortíz Martínez, de 42 años, imputado como autor cinco abusos y tres intentos en el distrito madrileño de Ciudad Lineal

La Policía científica ha revisado minuciosamente desagües y tuberías del domicilio en busca de más restos orgánicos, así como techos, paredes y juntas de toda la casa. 

La Policía también ha hallado en el domicilio en el que vivía el presunto pederasta de Ciudad Lineal un bote de crema que, según los investigadores, es el mismo que compró el detenido en el establecimiento el día que llevó a cabo su última acción conocida al raptar a una niña de origen dominicano, han informado fuentes de la investigación.

El ahora detenido había raptado a la menor a la que dejó unos minutos en el interior del coche mientras él acudía a comprar la crema ahora encontrada en su casa. Fue el 22 de agosto y el pederasta estuvo con la niña cerca de una hora y media.

Agentes de la Policía Científica registraron ayer el piso de la calle Montearagón, en el distrito de Hortaleza, donde residía con su madre.

El supuesto pederasta era muy meticuloso a la hora de borrar pistas: solía duchar a las pequeñas para eliminar todo tipo de rastro. Por eso para la policía es tan importante esta evidencia. Para ello se ha levantado el suelo y los baños de este piso. Se inspeccionan hasta las cañerías. Se buscan pelos o restos de ADN en la casa, de 120 metros cuadrados.

Antonio Ortiz tendrá que responder por el secuestro y violación de cinco niñas y de intentarlo con otras tres. Se le detuvo este miércoles a las 7.37 horas en Santander. Los GEO le sorprendieron en la residencia de unos familiares, donde se ha escondido durante los últimos quince días, aunque la policía le seguía muy de cerca.

No tuvo capacidad de reacción y no pudo resistirse. Durante el traslado a Madrid no pronunció ni una palabra, y en ningún momento reconoció los hechos. Hoy participa en el registro del domicilio donde se supone que abusó de las pequeñas.

El comisario que interrogó al pederasta, José Luis Conde, lo definió este jueves en exclusiva para Noticias 2 de Antena3 como un "pederasta no preferencial", es decir, que "sale de caza y si puede caza y, si no, no caza". Además ha definido a Antonio Ortiz como una persona "monstruosa por su frialdad".

 

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.