APARENTE SUICIDIO DE AHMED CHELB EN SU CELDA DE LA CÁRCEL

APARENTE SUICIDIO DE AHMED CHELB EN SU CELDA DE LA CÁRCEL

El padre de Eva Blanco sobre el presunto asesino: “Él solito se ha juzgado y se ha condenado”

El padre de la joven de 16 años asesinada en Algete (Madrid) en 1997, ha asegurado que se siente "bien y mal" tras conocer el aparente suicidio del presunto culpable, Ahmed Chelb, en la cárcel de Alcalá Meco. "Él solito se ha juzgado y el solito se ha condenado".

El abogado de Ahmed Chelb, detenido en Francia en relación al asesinato de Eva Blanco en 1997, ha confirmado la muerte de su cliente. En la cárcel se ha abierto una investigación para determinar las causas de la muerte. "No sabemos lo que ha pasado y parece ser que ha aparecido ahorcado, pero las causas exactas no las conocemos", ha dicho Alberca.

El padre de la víctima asegura sentirse "bien por un lado porque se acabó y él está donde tenía que estar", pero ha añadido que la parte mala es que tendría que "haber sido juzgado y haber pasado en la cárcel todo el tiempo que hubiera dicho la Justicia".

Ahmed Chelb, de 52 años y ciudadano español nacido en Marruecos, estaba incluido en el plan de prevención de suicidios, aunque según su abogado en los últimos tiempos no se le aplicaba: "Vamos a investigar por qué, a pesar del auto del juez, se le levantó ese protocolo".

El supuesto criminal, que entró en prisión 18 años después del asesinato tras su detención en octubre pasado, estaba en protocolo de suicidios hasta el pasado 16 de diciembre pero tras los informes de los médicos se decidió levantar el protocolo.

Es más, Ahmed estuvo hasta el pasado 8 de enero en una celda en compañía de un interno "de confianza" de la dirección del centro con el objetivo de impedir que pueda autolesionarse. Por todo ello, Instituciones Penitenciarias ha abierto una información reservada para esclarecer lo ocurrido.

Hace dos semanas, el presunto autor del crimen negó ante la jueza de Instrucción número 4 de Torrejón de Ardoz (Madrid) que la matara, y aseguró que dos personas le obligaron a subir a un coche y eyacular sobre ella, aunque no supo dar respuesta a por qué se halló ADN suyo en el cuerpo de la mujer.

La magistrada le imputaba delitos de asesinato, agresión sexual y detención ilegal al acusado, que se negó a declarar en un primer momento, si bien consintió que se le practicara una prueba de ADN para cotejarlo con el de la muestra hallada en el cuerpo de Eva Blanco.

Se da la circunstancia de que la juez consideraba por terminada la instrucción y trabajaba ya en la transformación de la causa en sumario. Ahora, probablemente, la causa será archivada.

 

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.