PRECAUCIÓN PARA CIRCULAR POR EL NORTE PENINSULAR

PRECAUCIÓN PARA CIRCULAR POR EL NORTE PENINSULAR

La nieve exige el uso de cadenas en varios puntos de la red secundaria del norte

A primera hora de la tarde cinco puertos de la red secundaria riojana continúan cerrados al tráfico por la presencia de nieve en la calzada, mientras que en Castilla y León, donde están desplegados 223 militares y 95 vehículos de la UME, se mantienen cortados 25 tramos viarios, la mayoría en la red autonómica y local, con problemas en vías nacionales de Palencia y Burgos, y se obliga a usar cadenas en otros 68.

Un total de cinco puertos de la red secundaria riojana continúan cerrados al tráfico por la presencia de nieve en la calzada, según el último parte emitido por la Jefatura Superior de Tráfico de La Rioja, que apunta datos de las 16:30 horas de esta mañana. 

Además, hay un tramo más de carretera, también secundaria, donde son necesarias cadenas. De acuerdo con este parte, permanecen a esta hora cerrados los puertos de Montenegro, en la LR-333 en Viniegra, entre los kilómetros 14 al 17; Peña Hincada, en la LR-232, en Ortigosa, entre los kilómetros 12 al 19; Sancho Leza, en la LR-250 en Laguna de Cameros, entre los kilómetros 50 al 55. 

También se encuentran cerrados al tráfico por la nieve los puertos de La Rasa, en la LR-245 en Muro de Cameros, entre los kilómetros 8 al 14; y el puerto de La Pradilla, en la carretera LR-111, en Valgañón, entre los kilómetros 0 al 9. A ello se suma un tramo de la carretera LR-113, en Canales de la Sierra, en el término municipal de Anguiano, entre los kilómetros 0 al 45, en el que es necesario el uso de cadenas para circular, por la presencia de nieve en la calzada. 

Por lo demás, se recomienda que en toda la red secundaria de carreteras de la región se tenga precaución al circular, por la presencia de nieve y hielo en la calzada, "siendo las vías más afectadas las que se encuentran en La Rioja Alta".

La UME interviene en Castilla y León
La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha participado con 223 militares y 95 vehículos en el rescate y evacuación de un centenar de personas atrapadas por nevadas, así como en la limpieza de vías, en las localidades de Aguilar de Campoo (Palencia) y Villablino (León)

Según informa la UME, en Aguilar de Campoo 66 militares se desplegaron anoche con 19 vehículos, entre los que se encuentran máquinas quitanieves, transporte oruga de montaña y vehículos de ingenieros. Allí han llevado a cabo el rescate y evacuación de un centenar de personas que quedaron atrapados en sus coches en la A-67, así como la recuperación de vehículos pesados que impedían el paso a los equipos de intervención al propio municipio. 

Por otro lado, en Villablino los 157 militares, con 76 vehículos que estaban allí desplegados coincidiendo con un ejercicio de la UME, han colaborado en la apertura de vías tanto del interior de la población como de sus entradas, la recuperación de vehículos y el acceso a poblaciones aisladas y a los servicios esenciales, como el hospital Villablino. Para la realización de estas tareas se están empleando cuñas quitanieves, autobombas y máquinas de ingenieros. 

Una vez recatadas todas las personas, las tareas se centran ahora en el restablecimiento de las vías afectadas y el traslado de los viajeros hasta sus vehículos, según concluye la UME. 

Problemas en Palencia y Burgos
El temporal de nieve, que ha llevado a contar con efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en León y Palencia, mantiene cortados 25 tramos viarios en Castilla y León, la mayoría en la red autonómica y local, con problemas en vías nacionales de Palencia y Burgos, y obliga a usar cadenas en otros 68. 

En esos 68 tramos viarios, la mayor parte de zonas de montaña, se requieren cadenas o neumáticos de invierno para circular y no puede transitar ni camiones ni autobuses. Son veinticuatro tramos de la provincia de León, dieciséis de la de Ávila, doce de Burgos, ocho de Soria, cuatro de Segovia, dos de Salamanca y otros tantos de Palencia.

9.000 alumnos de cuatro comunidades se quedan sin clases
Más de 9.000 alumnos de cuatro comunidades autónomas no han podido acudir este jueves a clase a consecuencia de la ola de nieve que afecta a gran parte de la Península. 
Galicia ha sido la comunidad más afectada, aunque también han tenido que suspender rutas escolares en Cataluña, Castilla La Mancha y La Rioja

En la comunidad gallega se han visto afectados 8.216 alumnos de 81 centros educativos, la mayoría de ellos en Lugo. En concreto, la nieve ha dejado sin clase a 6.158 estudiantes de 63 centros de la provincia lucense, la mayoría de municipios de la zona de montaña como Baleira, Pedrafita do Cebreiro, A Fonsagrada, Navia de Suarna, O Incio y Sarria. 
En A Coruña no han podido llegar a las aulas 1.836 estudiantes de 16 centros educativos, de los cuales 9 suspendieron las clases, todos ellos en la zona interior. En Pontevedra se han quedado este jueves sin clase 222 alumnos de dos colegios.

En la Rioja, varias rutas de transporte escolar no han podido realizarse hoy con normalidad debido al frío y a la nieve, lo que ha provocado que 445 escolares no hayan podido acudir a sus centros mediante este transporte. 

La situación ha sido similar a la de ayer y la zona más afectada ha sido Rioja Alta aunque hoy los autobuses sí han podido llegar a algunas localidades como Casalarreina, Ventosa, Hervías, Ojacastro, que ayer se quedaron sin servicio. En Castilla La Mancha han sido al menos 440 alumnos los afectados por la ola de frío y 33 las rutas escolares suspendidas, según los datos facilitados por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes. 

En la provincia de Cuenca, 20 rutas han quedado afectadas -13 totalmente y 7 parcialmente- y 324 alumnos no han podido asistir al colegio, lo que representa un 10,3% del total. or su parte, 13 rutas han quedado afectadas en la provincia Guadalajara y 116 alumnos no han asistido a clase, lo que equivale a un 3,29% del alumnado. 

En Cataluña han sido 172 escolares de las provincias de Lleida y Tarragona los que se han quedado sin transporte escolar debido a la nieve y el hielo acumulado en las carreteras de la zona. Según han informado los consejos comarcales y la Conselleria de Enseñanza de la Generalitat, se han anulado dos de las 15 rutas escolares que existen en la comarca del Alt Urgell (Lleida) y una más ha quedado afectada parcialmente, lo que ha perjudicado a 60 alumnos. 

En la comarca de Les Garrigues (Lleida) se ha anulado una línea de transporte escolar y 33 alumnos han quedado afectados, mientras que en el resto de comarcas leridanas el transporte funciona "con normalidad". 

En la provincia de Tarragona, se han suspendido cuatro líneas en la comarca de la Conca de Barverà, lo que ha afectado a 50 alumnos. También han quedado afectadas dos líneas en cada una de las comarcas de Baix Camp y Priorat, perjudicando a dos y 27 alumnos, respectivamente.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.