MANDAN UNA CARTA AL MINISTERIO DE JUSTICIA

MANDAN UNA CARTA AL MINISTERIO DE JUSTICIA

Los musulmanes de España solicitan cambiar la Selectividad para que no coincida con el Ramadán

Este año, el Ramadán será en los meses de junio, coincidiendo con la mayoría de las fechas de los exámenes. Por ello, la Comisión Islámica de España solicita adelantar, o retrasar, los exámenes o evitar las pruebas por la tarde.

La Comisión Islámica de España (CIE) ha enviado una carta al subdirector general de Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, en la que solicitan adaptar el calendario de exámenes, especialmente los de Selectividad, al mes de Ramadán, que se celebrará en el mes de junio durante los próximos tres años.

La propuesta consiste en adelantar o atrasar la fecha de los exámenes o bien, cambiar las pruebas vespertinas a horarios matutinos --ya que por la noche se rompe el ayuno--.

"En los próximos años, el mes de Ramadán, mes bendito de ayuno y purificación para todos los musulmanes, transcurrirá en los meses de junio (próximos tres años) y mayo (años siguientes), meses en los que tradicionalmente se celebran exámenes finales, en las universidades españolas, en los institutos, así como exámenes de acceso a la universidad, siendo momentos muy importantes para el futuro de nuestros jóvenes", reza la misiva remitida al subdirector de Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, Jaime Rossel.

Por este motivo, la CIE pide su "apoyo" a Rossel para realizar las gestiones oportunas ante el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas para tratar este tema según el Acuerdo de Cooperación de 1992 que "permite cierta flexibilidad a la hora de compaginar los deberes religiosos con la vida del estudiante".

Concretamente, el Acuerdo firmado entre el Estado español y la Comisión Islámica de España en el año 1992 establece que los alumnos musulmanes que cursen estudios en centros de enseñanza públicos o privados concertados, estarán dispensados de la asistencia a clase y de la celebración de exámenes los viernes, día de rezo colectivo obligatorio y solemne de los musulmanes, desde las 13,30 horas hasta las 16,30 horas.

También estarán exentos en las festividades y conmemoraciones religiosas como: Al Hiyra, primer día del Año Nuevo islámico; Achura, décimo día de Muharram; Idu Al-Maulid, nacimiento del Profeta; Al Isra Wa Al-Mi'Ray, fecha del viaje nocturno y la ascensión del Profeta; Idu Al-Fitr, que celebra la culminación del Ayuno de Ramadán; e Idu Al-Adha que celebra el sacrificio protagonizado por el Profeta Abraham.

Este año, el Ramadán, uno de los pilares del Islam que implica abstinencia total de comida, bebida y relaciones sexuales desde el alba hasta la puesta del sol, dará comienzo el 6 de junio y se prolongará hasta el 6 de julio.

Asimismo, en 2017, 2018 y 2019 también corresponderá a este periodo del año, coincidiendo con los exámenes de Bachillerato y Selectividad --los menores de 15 años están exentos de cumplir con el ayuno--.

Exámenes por la mañana
"Se pueden aplazar o adelantar unos días, o buscar una solución con el horario, para que los estudiantes no tengan que hacer ese esfuerzo porque son muchas horas de exámenes", ha explicado el presidente de la Comisión Islámica de España (CIE), Riay Tatar.

Si bien, ha reconocido que muchos jóvenes lo aguantan si los exámenes se realizan a primera hora de la mañana, ya que durante la noche rompen el ayuno y no llegan a la prueba con el estómago vacío.

Por ello, la Comisión Islámica de España también contempla una solución que no afecte a las fechas de los exámenes pero sí a los horarios, de forma que las pruebas tengan lugar en horarios matutinos y no por la tarde, después de tantas horas sin comer nada --desde la salida del sol--. Tatary asegura que han recibido mensajes de agradecimiento de estudiantes musulmanes que acceden a la Universidad por abordar este tema.

Aunque la CIE no dispone de datos sobre el número de universitarios musulmanes, asegura que la cifra experimenta año tras año "un aumento bastante considerable".

En las etapas no universitarias, son 281.725 estudiantes musulmanes, según los datos de la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE), a 31 de diciembre de 2015. Las comunidades autónomas con más presencia de estos alumnos son Cataluña (80.743), seguida de Andalucía (44.636), Madrid (37.150) y Comunidad Valenciana (29.781).

Aplazar el ayuno, posible pero no recomendable
Para el presidente de la Asociación de Jóvenes Musulmanes de España, Mohamed Said Alilich, sería positivo y de "aplaudir" que se tomaran medidas que contemplen esta "peculiaridad" del alumnado musulmán, aunque también ha apuntado que existe la posibilidad de que suspendan el ayuno durante los días de exámenes y lo hagan después.

Si bien, Tatary ha precisado que aunque sí existe esta licencia de aplazar el ayuno a otro día cuando no es soportable, "no es recomendable".

Fuentes del ministerio de Educación no valoran esta propuesta y se remiten a lo que dijeron el pasado mes de enero, cuando los musulmanes estaban estudiando realizar esta petición. Entonces, recordaron que el Gobierno solo tiene competencia directa sobre la programación del curso en los centros de Ceuta y Melilla, que cuentan con 5.545 y 6.989 alumnos musulmanes, respectivamente.

Además, apuntaron que en estas ciudades autónomas, el calendario se consensúa con representantes de todos los estamentos y destacaron que en el de 2015, por ejemplo, se contemplaba específicamente como día festivo la Fiesta del Sacrificio, conocida como 'fiesta del cordero', que se celebró el 24 de septiembre.

Desde la CIE, admiten que el Ministerio de Educación solo tiene competencia sobre Ceuta y Melilla pero creen que una directiva a nivel nacional sobre este tema ayudaría a la concienciación y a una adaptación también en el resto de comunidades autónomas.

En todo caso, Tatary precisa que no quieren imponer nada pero que van a intentar buscar "una solución conjunta", algo en lo que coincide el presidente de los jóvenes musulmanes que opina que el cambio de fechas "nunca podría plantearse como una exigencia" sino a través del "diálogo".

Mientras, otros jóvenes, como Osama, de 27 años, al que en su día le coincidió la Selectividad con el ayuno, afirman que se pueden conciliar ambas obligaciones. "No me afectó tan negativamente. A lo mejor estás más cansado, de peor humor, pero no afectó a mi rendimiento", argumenta este joven musulmán.

Sobre la posibilidad de aplazar los días de ayuno, Osama dice que ni sus hermanos ni él lo han hecho nunca porque para hacerlo debe tratarse de una "causa justificable" y "casi siempre física" como una enfermedad.

Educación laica y respeto a la religión
Desde el Sindicato de Estudiantes, que tiene una presencia mayoritaria entre el alumnado de Secundaria, su presidenta, Ana García, ha afirmado que es la "primera vez" que escucha esta reclamación, aunque no niega que sea un problema para los alumnos musulmanes.

Si bien ha recordado que su organización defiende una educación "completamente laica", también ha señalado que "respeta la libertad de cada cual a creer en lo que quiera" y ve "bien" que se adopten medidas para que los estudiantes musulmanes puedan "compaginar" sus estudios y el ayuno.

Por su parte, el presidente de la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP), Luis Cereijo, asegura que verían "muy positivo" que se encontrara una solución que permita a los estudiantes afrontar su vida académica con normalidad "independientemente de cualquier condición personal".

"Creemos que no se deben crear jerarquías entre creencias, de igual manera que apostamos por que cada estudiante pueda desarrollar sus labores académicas sean creyentes o no. Nuestro sistema universitario debe trabajar para mejorar la conciliación entre la vida académica y personal de sus estudiantes y en ello hay mucho trabajo por hacer", añade.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.