DESCUBIERTO GRACIAS A LAS CÁMARAS DE VIDEOVIGILANCIA

DESCUBIERTO GRACIAS A LAS CÁMARAS DE VIDEOVIGILANCIA

La mujer agredida por su expareja cerca de una Comisaría de Lugo decide no denunciar y la Policía Nacional lo hará de oficio

El agresor, que había sido detenido a escasos metros de la Comisaría de Lugo cuando agredía a su expareja con el bebé de 18 meses de la víctima en brazos, se encuentra en prisión provisional tras pasar a disposición judicial.

La Policía Nacional ha denunciado de oficio al hombre detenido por agredir a su expareja a escasos metros de la Comisaría de Lugo después de que la mujer decidiera no presentar denuncia. Según han explicado fuentes policiales, la Policía Nacional actúa de oficio en este caso al considerarse un delito público en base a la ley. El individuo, que había sido detenido a escasos metros de la Comisaría de Lugo cuando agredía a su expareja con el bebé de 18 meses de la víctima en brazos, se encuentra en prisión provisional tras pasar a disposición judicial.

Los agentes observaron los hechos a través de las cámaras de videovigilancia de la comisaría y detuvieron en cuestión de segundos al agresor, que sostenía en brazos a una bebé de 18 meses, hija de la víctima. Los hechos ocurrieron en la madrugada del miércoles 1 de marzo, cuando un coche estacionó en las inmediaciones de la Comisaría Provincial de Lugo y un hombre y una mujer salieron del mismo. En un momento dado, ella inició una carrera hacia la puerta de comisaría, pero se detuvo y se giró para volver hacia el vehículo.

Los agentes que estaban esa noche realizando labores de seguridad del edificio, según el relato policial, "seguían atentamente los movimientos de la pareja por la cámara de videovigilancia". Así pudieron observar cómo el varón sacó del vehículo a una niña de corta edad para cruzar la calle con ella en brazos. Entonces, el hombre se introdujo con la pequeña en una galería que da acceso a un edificio de viviendas y la mujer siguió los pasos del varón.

Cuando ésta se encontraba junto al callejón, una mano la agarró del pelo, tirando de ella hacia dentro, según la Policía. En apenas 20 segundos, los agentes llegaron al lugar y redujeron de inmediato al agresor. Sobre el arrestado había una orden de alejamiento en vigor previa hacia la víctima, su expareja. Además, el mismo cuenta con antecedentes penales.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.