ACUSADOS DE EXTORSIONAR A DISCOTECAS Y DAR PALIZAS

ACUSADOS DE EXTORSIONAR A DISCOTECAS Y DAR PALIZAS

Tres 'casuals' heridos en los incidentes con los Mossos en pleno juicio

La veintena de 'casuals', la facción más radical de los Boixos Nois del FC Barcelona, acusada de extorsionar a propietarios de locales de ocio nocturno y de agresiones por encargo, entre otros delitos, ha protagonizado una refriega a golpes con los Mossos en la sesión del juicio que ha tenido que ser temporalmente suspendida.

Tres presuntos miembros de los 'casuals' han resultado heridos y otros tres también han recibido asistencia médica por ataques de ansiedad a raíz de los altercados de este lunes la sesión del juicio, donde se sientan en el banquillo acusados por extorsionar a dueños de discotecas y dar palizas por encargo, han informado fuentes judiciales.

Los incidentes han comenzado cuando uno de los acusados ha interrumpido la sesión con el fin de quejarse por el despliegue policial

Uno de los heridos por contusiones ha sido el presunto líder de la banda, Ricardo M. -que se enfrenta a más de 120 años de cárcel-, mientras que otro miembro ha sido trasladado al hospital; además, cuatro mossos d'Esquadra han resultado lesionados levemente, según ha explicado la Policía catalana.

Los incidentes han comenzado cuando uno de los acusados, David R., ha interrumpido a la juez -que relataba "el cambio" en las medidas de seguridad para la última sesión del juicio- con el fin de quejarse por el despliegue policial que este lunes ha incluido la presencia de varios GEI (Grupo Especial de Intervención de los Mossos) y que algunos de los esposados permaneciesen esposados.

Gritos generalizados dentro de la sala
Entre gritos generalizados dentro de la sala, la juez ha ordenado su expulsión, tras lo cual una gran parte de los 'causals' sentados en el banquillo se han levantado amenazando con abandonar el juicio ellos también.

Ha sido entonces cuando se ha formado la tangana entre los detenidos -que estaban esposados- y los policías -a los que se han unido agentes que estaban fuera-, con intercambio de agarrones y forcejeo que ha acabado con alguno de los 'casuals' reducido en el suelo por las fuerzas de seguridad.

Según han explicado fuentes judiciales, en esta sesión del juicio se han aumentado las medidas de seguridad a petición de las instituciones judiciales.

Tras los incidentes, la juez ha suspendido la sesión más de una hora, y se ha reanudado sin la presencia de una docena de imputados que han sido retenidos en los calabozos, mientras que 14 han continuado en la sala.

En la reanudación, la fiscal ha pedido que el juicio continúe sin la presencia de los acusados por el carácter "inédito" de la situación y al considerar que no se puede garantizar la seguridad de la sala y ante el riesgo de que los incidentes se puedan repetir.

"Mi ánimo no está en las mejores condiciones. Es un grave peligro para todos los que nos encontramos en la sala", ha afirmado al fiscal.

Por el contrario, los abogados de los 'casuals' han coincidido en pedir al juez que sus defendidos estén presentes en lo que resta de juicio y han lamentado "la situación deplorable" vivida minutos antes.

Daño a la justicia
Pero varios de los abogados han insistido en que las medidas de seguridad eran totalmente innecesarias: "Hoy se ha hecho daño a la Justicia, pero no por parte de los acusados", ha llegado a decir uno de ellos.

Los acusados y los familiares también han intimidado a los medios de comunicación tanto en el interior de la sala como en el exterior, propinándoles insultos como 'perras' y 'sólo sabéis contar mentiras'.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.