El Ministerio de Industria debe decidir a finales de año si mantiene las cabinas telefónicas

En España ya sólo quedan 25.000 cabinas, en comparación con las 100.000 que había en el año 2000 debido a que los más de 50 millones de móviles que hay en el país han hecho que sean prescindibles. Por ello, el Mercado de la Competencia ha enviad un informe al Ministerio de Industria que abre la puerta a su desaparición. A finales de año, Industria deberá decidir si las mantiene, aunque cada vez más sean un icono, o si desaparecen.

El primer teléfono público se instaló en España en el año 1928, en el madrileño parque de El Retiro y funcionaban con fichas. Cuatro décadas después, en 1996, se instalaron las primeras cabinas telefónicas que ya funcionaban con monedas.

Estos teléfonos ya casi no los utiliza nadie, se han convertido en un elemento más del mobiliario urbano. Por ello, desde el Mercado de la Competencia se ha enviado un informe al Ministerio de Industria, que abre la puerta a su desaparición.

En Madrid, ciudad donde más cabinas existen apenas tres personas se acercan en unas horas a la cabina. Algún turista curiosea, otros se hacen fotos y algunos jóvenes las utilizan para dejar su bolso.

En el año 2000 había 100.000 cabinas telefónicas en toda España, sin embargo, 16 años más tarde tan sólo quedan 25.000 y es que con más de 50 millones de móviles en España, ya nadie utiliza estos teléfonos. Sin embargo, dos décadas atrás para muchos era el único teléfono disponible fuera de casa, aunque hoy a muchos les cuesta recordar cuándo fue la última vez que la utilizó.

Las cabinas, más que un elemento práctico se han convertido en un icono, pero a finales de año el Ministerio de Industria debe decidir cuál será su futuro.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.