PODRÍA REABRIR LA BÚSQUEDA DE MARTA DEL CASTILLO

PODRÍA REABRIR LA BÚSQUEDA DE MARTA DEL CASTILLO

Miguel Carcaño finaliza el 'test de la verdad' y abandona el hospital entre gritos de "asesino"

El asesino de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, ha abandonado entre gritos de "asesino" el Hospital Miguel de Servet de Zaragoza, donde ha sido sometido al denominado 'test de la verdad', una prueba que se le ha practicado con el fin de hallar a su víctima.

Numerosas personas se han congregado en la zona de Maternidad del Hospital Miguel Servet de Zaragoza para ver salir del centro a Miguel Carcaño, condenado a 21 años y 3 meses de cárcel por el asesinato de Marta del Castillo, a quien le han proferido diversos insultos, entre ellos el de "asesino".

Carcaño se ha sometido esta tarde voluntariamente en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza a la prueba del 'Potencial Evocado Cognitivo P300' o 'test de la verdad', con la que se pretende obtener información para localizar los restos de la joven sevillana desaparecida en enero de 2009.

Un fuerte dispositivo policial se ha encargado de custodiar al preso, que tanto a la salida como a la entrada ha sido increpado por varios ciudadanos. Además, un grupo de jóvenes ha permanecido desde las 15.30 y hasta las 18.30 horas, cuando Carcaño ha salido del hospital, con una pancarta en la que se leía 'Carcaño asesino'.

Miguel Carcaño ha llegado en una furgoneta de la Guardia Civil, que ha accedido a la zona de maternidad por el paseo de Isabel la Católica. Cuando ha bajado del vehículo ha dado unos pasos cabizbajo y luego ha levantado la cabeza. A la salida, ha caminado sin mirar hacia donde se encontraban los periodistas y los curiosos.

Asimismo, personas que se hallaba en el interior del hospital han esperado desde las ventanas para verle salir del centro, al que ha accedido y del que ha ido por la zona donde se encuentra el tanatorio para no coincidir con pacientes.

En la prueba, de la que no ha trascendido ningún detalle, han estado presentes agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Judicial de Sevilla y del Grupo de Análisis de Conducta de la Comisaría General de la Policía Judicial, así como su abogada, Paloma Pérez.

Carcaño, que vestía pantalón vaquero, un jersey de rayas negras, blancas y grises y una cazadora gris con capucha, ha salido con una botella de agua en la mano, y ha sido, probablemente, trasladado a la prisión de Zuera, donde está desde el pasado martes.

 

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.