Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
CASO MADRID ARENA

Miguel Ángel Flores, detenido por riesgo de fuga

Agentes del Grupo V de Homicidios de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Madrid han materializado esta orden judicial y han apresado al dueño de Diviertt, que ha sido trasladado a dependencias policiales. Tras pasar la noche en los calabozos, este viernes será dirigido al Juzgado, donde declarará a partir de las 10 horas.

Miguel Ángel Flores, detenido por riesgo de fuga ver el video

antena3.com / Agencias  |  Madrid  | Actualizado el 27/12/2012 a las 21:21 horas

La Policía Nacional ha detenido a Miguel Angel Flores, responsable de la empresa encargada de la fiesta de Halloween en el recinto Madrid Arena en la que murieron aplastadas cinco jóvenes, "por riesgo de fuga", han informado fuentes judiciales y policiales. El juez del Juzgado de Instrucción número 51, encargado de investigar el caso Madrid Arena, Eduardo López Palop, ha dado la orden de arresto a media mañana como una medida cautelar judicial más para evitar que el empresario pueda huir del país.

Agentes del Grupo V de Homicidios de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Madrid han materializado esta orden judicial y han apresado al dueño de Diviertt, que ha sido trasladado a dependencias policiales. Tras pasar la noche en los calabozos, este viernes será dirigido al Juzgado, donde declarará a partir de las 10 horas.

El juez dejó en libertad a Flores después de que compareciera ante él el pasado 20 de noviembre. El fiscal superior de Madrid, Manuel Moix, justificó entonces que no se pidiera prisión provisional porque no se daban los requisitos establecidos en la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Sin embargo, el juez Palop ha tomado esta decisión para asegurar la presencia del acusado en el procedimiento judicial. Y es que podría haber recibido algún otro tipo de información que le hiciera sospechar que Flores podría estar estudiando irse de España.

Flores, que ya estaba imputado en el caso, ha estado en el punto de mira desde el momento en el que se produjo el suceso. Ante el juez admitió haber emitido "unas 17.500 entradas e imprimir 13.500 para cubrir los diferentes puntos de venta. Flores explicó que los "tickets" sobrantes hasta el aforo permitido "se destruyeron".

En su primera declaración ante el juez, la que hizo ante la policía apenas seis horas después de la avalancha mortal, Flores aseguró que un representante de la Delegación del Gobierno en Madrid supervisó el plan de evacuación, mirando los extintores, los cierres antipánico de las puertas y comprobando fehacientemente que todas las salidas de emergencia funcionaban correctamente

El propietario de Diviertt añadió que las puertas se abrieron a las 23.15 horas, cuando llegó el permiso de la delegación del gobierno tras haber dado el visto bueno el representante que estaba evaluando el plan de evacuación.

El modus operandi de Miguel Ángel Flores

Experto en esquivar inspecciones durante sus 13 años al frente de la discoteca Macumba, sólo una vez, se vió inmiscuido en una intervención policial. Sorprende que fuera la Policía Municipal la encargada de desalojar la sala. 800 personas que habían comprado su entrada por internet no pudieron entrar por estar la discoteca abarrotada. Fue uno de sus primeros problemas de sobreaforo.

Endeudado, es decir poco. En el sumario de la Operación Edén a raíz de la muerte de un portero de discoteca por un ajuste de cuentas entre clanes rivales, quedá claro la facilidad con la que multiplica el aforo de los locales y por lo tanto la recaudación, pero curiosamente tiene importantes deudas con decenas de proveedores.

¿Dónde va el dinero negro recaudado en esas fiestas?. Quienes se han revelado ante el yugo del amo de la noche, lo tienen claro. Son algunos de los 12 empleados a los que el Supremo determinó que Flores tenía que indemnizar con casi medio millón de euros por despido improcedente. Todos coinciden: El empresario lleva dos años montando una réplica de esta discoteca, Space en Panamá. Allí se lava el dinero sucio.

Compartir en:
PUBLICIDAD
Cerrar ventana
Cerrar ventana