LAS CIFRAS HAN AUMENTADO EN EL ÚLTIMO AÑO

LAS CIFRAS HAN AUMENTADO EN EL ÚLTIMO AÑO

El 70% de los menores que sufre acoso escolar lo padece a diario

El acoso escolar crece de manera alarmante según lo refleja un estudio que ha analizado los últimos seis años. De 154 casos denunciados en 2009 ha pasado a 573 en 2015: un aumento del 75%. Las víctimas son tanto niños como niñas, y el porcentaje es muy similar. La edad mas común  son los 12 o 13 años. El 31% de los afectados sufre el acoso en silencio: no se lo cuenta a sus padres porque no les quieren preocupar y por miedo a defraudarles.

El 70% de los menores que sufre acoso escolar lo padece a diario y en más del 40% de los casos desde hace más de un año, unas cifras que han aumentado en el último año según un estudio que revela que tres de cada diez de estos niños se lo ocultan a sus padres por miedo o para no preocuparles.

La edad más habitual de padecer acoso son los 12 y 13 años

Son datos del "I Estudio sobre bullying según los afectados" presentado hoy por la Fundación ANAR (Ayuda a niños y adolescentes en riesgo) y la Fundación Mutua Madrileña, y que tiene el objetivo de analizar esta lacra desde la perspectiva del menor que lo sufre o del adulto que lo denuncia. El teléfono ANAR, que funciona 24 horas todos los días del año, recibió en 2015 un total de 25.000 llamadas referentes al acoso escolar y el número total de casos contrastados y atendidos ascendió a 573, lo que supone un aumento del 75% respecto a 2014 (328 casos).

La edad más habitual de padecer acoso son los 12 y 13 años, y respecto al sexo el 51 % son chicas. Además, el 30,7% de los niños que sufren acoso reconocen que no se lo han contado a sus padres porque no quieren preocuparles, porque sienten miedo o porque temen una sobrerreacción de los padres ante el colegio o con los acosadores. No obstante, el 86 por ciento se lo llega a contar a alguien.

Entre los motivos que alegan las víctimas para sufrir el acoso, están ser poco hábiles en la relaciones sociales, estar fuera de la moda, defectos físicos, ser diferentes o sufrir discapacidades. "Si el principal motivo de acoso es ser diferente, todos somos diferentes y por tanto cualquier niño es sujeto de acoso", ha explicado el director general de la Fundación Mutua Madrileña, Lorenzo Cooklin, quien ha alertado de la extensión del acoso al domicilio o al entorno de la víctima a través de la redes sociales.

El informe detecta un uso intensivo de nuevas tecnologías , sobre todo grupos de whatshapp, donde insultan y critican a la víctima y un mayor grado de acoso tras la salida del colegio, junto a amenazas en el barrio y a través de redes sociales. El responsable de ANAR Benjamín Ballesteros ha destacado el aumento de las llamadas al teléfono de ayuda, cuando se conocen supuestos casos de acoso, como el de Diego, que denunciaron sus padres tras su muerte.

"Tras las últimas noticias sobre casos de acoso escolar a finales de enero, se ha registrado un crecimiento de las llamadas sobre todo de padres pidiendo ayuda, de profesores para informarse sobre protocolos de actuación, de niños con un alto nivel de ansiedad por sentirse víctimas y de padres de niños que son testigos del acoso", ha explicado. Entre las pautas que ofrecen los expertos para identificar a una víctima, el informe alerta de que el menor se muestra triste y vulnerable, falta a clase, tiene marcas o rasguños o se relaciona menos con su entorno.

Respecto al acosador, recuerda que esos menores suelen formar parte de peleas y disputas, son jóvenes que no controlan sus impulsos, son agresivos y justifican las reacciones violentas. Junto al informe, se ha editado un guía para ayudar a los profesores a detectar y actuar ante posibles casos de acoso escolar.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.