HA REUNIDO DOSCIENTAS MIL FIRMAS

HA REUNIDO DOSCIENTAS MIL FIRMAS

Una madre eleva una proposición no de Ley para reciclar libros escolares

La retirada de becas de comedor y de libros de texto, más la subida del IVA en material escolar están colocando a miles de familias en severas dificultades económicas para la "vuelta al cole". Razones suficientes para que una madre haya ideado "mover" en las redes sociales su idea de reciclar libros en los colegios.Esta madre ha conseguido en pocos días superar las 200.000 firmas.

Elena Alfaro, madre de dos hijas, ha conseguido reunir 116.000 firmas ciudadanas para exigir al Gobierno una normativa que imponga en todos los colegios públicos y concertados de España sistemas de reutilización de los libros de texto, como los bancos de libros, a fin de que las familias no tengan que comprarlos o que, en todo caso, paguen un precio justo por ellos.

"No puede ser que porque la ley esté mal hecha, los niños tengan la mochila vacía", comenta Alfaro. Es el resultado de un año de campaña durante el que esta madre, que lleva a sus hijas a un colegio privado, ha movido 'Roma con Santiago' para llamar la atención de la Administración Pública sobre el hecho de que muchas familias no pueden comprar los libros y sus hijos llegan a las aulas con la mochila vacía sintiéndose en desventaja respecto de sus compañeros.

"Bastante difícil es para los padres que el niño vaya de buen grado al colegio, como para que encima no quieran ir porque no tienen los libros y se sienten marginados", ha señalado para incidir en que este asunto "no puede solucionarse con caridad".

En su opinión, "no tiene ningún sentido" el sistema imperante en España, máxime teniendo en cuenta que salvo Portugal e Irlanda, en el resto de Europa existen fórmulas alternativas más beneficiosas para las familias. La más extendida, explica, es la que entiende que los libros son propiedad del colegio: se cobra a la familia una pequeña fianza que recuperan al devolverlos en buen estado al final del curso.

"Si ha perdido alguno, lo abona y si no, o recibe el dinero o los libros del curso siguiente", destaca Alfaro, quien recuerda que en Andalucía, muchos centros de País Vasco o Aragón tienen prácticas similares pero no hay ninguna normativa nacional que lo imponga, lo que genera además, diferencias entre los españoles en función del lugar en el que vivan.

Alfaro empezó hace ahora un año su batalla personal con una petición de firmas en la plataforma digital change.org que en seguida se convirtió en todo un éxito en las redes sociales, hasta el punto de que en el mes de septiembre pudo registrar en el Ministerio de Educación 94.000 firmas que avalaban sus planteamientos. Sin embargo, no recibió ninguna respuesta, más allá del acuse de recibo que le entregaron al depositar las firmas en el Registro.

Acudió, sin éxito también, a la Defensora del Pueblo y al Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, elaboró el corto de animación 'Un libro para cinco' con colaboraciones altruistas y redactó su propia propuesta de enmienda a la Ley de Presupuestos Generales del Estado para hacérsela llegar después a todos los grupos parlamentarios.

Ahí, dio con la tecla. "Me recibió el diputado de UPyD Carlos Gorriarán y, tras perseguirla mucho, también la portavoz del PP en Educación, Sandra Moneo", ha explicado. La primera de las reuniones dio sus frutos y UPyD recogió la esencia de la petición de esta madre en una proposición no de ley que ingresó en la Cámara Baja el pasado mes de diciembre y que está aún pendiente de debate. 


Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.