ÚLTIMO DÍA DE JUICIO

ÚLTIMO DÍA DE JUICIO

El abogado de Bretón: "No se dejen influir por la satanización que ha hecho la opinión pública"

En la última jornada de juicio, Sánchez de Puerta ha intentado hacer un último alegato de la inocencia de Bretón, para el que pide la absolución. Por su parte, la fiscal aseguró que "hay pruebas como puños" para condenarle y la letrada de Ruth pidió al jurado que autorice la entrega de los restos a la madre.

El abogado defensor de José Bretón, José María Sánchez de Puerta, ha pedido al jurado popular que no se deje influir por la satanización que ha hecho la opinión pública de su cliente. "La opinión pública ha condenado a Bretón desde el principio. La infuencia de los medios ha sido fundamental en este asunto, se ha intentado satanizar a José Bretón, se analizan sus gestos y sus conversaciones. Les pido que esa satanización no tenga influencia en ustedes", dijo Sánchez de Puerta.

Durante su exposición, el letrado de Bretón justificó la compra de gasoil y arremetió contra la abuela materna de los niños: "Esa señora gimió pero no echó ninguna lágrima. Si Bretón le dijo que no volvería a ver a sus nietos, ¿por qué no fue inmediatamente a la policía?".

Horas antes, la fiscal del caso Bretón, María de los Angeles Rojas, afirmó durante la presentación de su informe final en la última sesión de la vista oral del juicio a José Bretón en la Audiencia Provincial de Córdoba, al que se acusa del asesinato de sus hijos, Ruth y José, ha afirmado que "hay pruebas como puños" de que Bretón mató "de la forma más cruel posible" a los niños y luego quemó sus cuerpos.

"Hay pruebas como puños para condenar a Bretón", afirmó la fiscal

Rojas, quien ha recordado a los nueve miembros del jurado (siete mujeres y dos hombres) que "deben motivar sus resoluciones", para que así muestren su "total convencimiento" respecto al fallo que adopten, les ha avisado también de que no deben fundamentar su resolución en los "debates paralelos" sobre el caso habidos en los medios de comunicación.

Tras ello, la fiscal ha asegurado que "ha quedado acreditado, sin ningún género de dudas, que el acusado (el 8 de octubre de 2011) mató a sus hijos en la finca de sus padres y luego quemó sus cuerpos, para eludir así su responsabilidad" y, de todo ello, según ha subrayado "hay pruebas como puños", razón por la que pide que se condene a Bretón a una pena de 40 años de prisión, por la presunta comisión de dos delitos de asesinato con alevosía y agravante de parentesco, y otro de denuncia falsa.

Durante su exposición, de más de dos horas, la fiscal ha incidido en que durante el juicio ha quedado probado que Bretón mintió sobre su ubicación el día de los hechos y que fue él únicamente quien preparó todos los detalles del asesinato de sus hijos.

Rojas cree también cree el acusado compró Orfidal y Motivan para dárselo a los niños y que usó a sus sobrinos como 'cobayas' para comprobar cómo se comportan dos niños solos en un parque. La fiscal también dejó claro que José Bretón "no sufre ningún trastorno mental" y le define como "acaparador, rencoroso, reservado e insumiso".

"Quería hacerle el mayor daño posible a Ruth", dijo la abogada de la madre

Por su parte, María del Reposo Carrero, abogada de la madre, ha afirmado durante la presentación de su informe final en la última sesión de la vista oral que el acusado ha desarrollado "una actuación", desde el pasado 8 de octubre de 2011, como parte de "un plan criminal", preparado con antelación, que tenía como fin dar muerte a su hijos y ocultarlo.

Carrero ha recordado a los miembros que integran el jurado que ellos son quienes tienen la última palabra sobre la responsabilidad que haya tenido Bretón en la muerte de los niños, de la cual, en su opinión, ya había "indicios y pruebas suficientes" antes de que el antropólogo forense Francisco Etxeberría determinara, en agosto de 2012, que los restos óseos hallados en la hoguera de la finca de Las Quemadas eran de dos niños, que según la abogada, eran los de sus hijos, a los que dio muerte, tras administrarles tranquilizantes, quemando luego sus cuerpos.

Por ello pide que se condene a Bretón a una pena de 40 años de prisión, por la presunta comisión de dos delitos de asesinato con alevosía y agravante de parentesco, y otro de denuncia falsa.

Según la letrada de la acusación, "la actitud" de Bretón desde el 8 de octubre de 2011, el día en que denunció la desaparición de sus hijos en el Parque Cruz Conde, es la que ha hecho dudar de su versión y ha minado su credibilidad. Es decir, "sus palabras, su actitud y su actuación son las que le delatan" y constituyen "la principal prueba de cargo" contra el acusado.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.