Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
CORTÉS DE PALLÁS Y ANDILLA

Los incendios de Valencia dejan desolación entre sus vecinos

Hace una semana los dos grandes pulmones de la Comunidad Valenciana eran pasto de las llamas. Cerca de 50.000 hectáreas terminaron calcinadas. Muchas familias han vuelto a casa una semana después. Ahora evalúan daños y arreglan sus propiedades.

Los incendios de Valencia convierten los bosques en tierra baldía ver el video

antena3.com / EFE  |  Madrid  | Actualizado el 08/07/2012 a las 22:54 horas

Los incendios forestales de Cortes de Pallás y Andilla han provocado graves daños ambientales, tanto a la fauna como a la flora de la zona. Para los vecinos, que están regresando a sus viviendas una semana después de que el fuego las expulsara de ellas, las pérdidas no son sólo económicas, también son sentimentales.

Lo que ahora ven desde sus casas ya no son bosques frondosos. Son 50.000 hectáreas calcinadas, terreno baldío que tardará décadas en regenerarse. Entre lo destruído se encuentran especies mediterráneas autóctonas como carrascas, enebros, sabinas, brezos, aliagas, jaras, tomillos, romeros, lentiscos, aladiernos, madroños, espinos negros y madreselvas, así como pinos negrales y silvestres y sabinas negrales en zonas altas de Andilla, Alcublas y Sacañet.

Respecto a la fauna, ha afectado a al menos 25 especies de mamíferos como zorros, tejones y ginetas, y a 94 especies de aves, entre ellas el águila perdicera y el aguilucho cenizo. La Sociedad Valenciana de Ornitología asegura que han aparecido algunas cabras montesas y otros animales calcinados así como gran cantidad de animales asfixiados por el humo, como ginetas, ardillas, jabalíes, reptiles, pequeñas aves y rapaces.

Los animales con menor respuesta de huida ante el fuego -mamíferos carnívoros como zorros, tejones, gatos monteses, ginetas y garduñas, además de erizos, conejos, roedores, anfibios, reptiles e insectos- han perecido. De la misma manera han muerto pequeñas aves como pinzones, totovías, cogujadas, carboneros, herrerillos, petirrojos, zorzales, escribanos y chotacabras, y sus nidadas, muchas de ellas en proceso reproductor.

La SVO alerta de la gran pérdida de biodiversidad y ecosistemas y la afección a espacios de la Red Natura 2000: las Zonas de Especial Protección para las Aves de Sierra Martés y Muela de Cortes, y Alto Turia-Sierra del Negrete y Sierra Calderona, y los Lugares de Importancia Comunitario Sierras Marés, del Ave y del Caballón, Alto Palancia y Sierra Calderona. En estos espacios habitan rapaces como el águila perdicera, real y culebrera, el halcón peregrino y el búho real.

Compartir en:
PUBLICIDAD
Cerrar ventana
Cerrar ventana