EJEA DE LOS CABALLEROS | ZARAGOZA

EJEA DE LOS CABALLEROS | ZARAGOZA

Muere el atrincherado y un agente herido grave tras un tiroteo con la Guardia Civil

El hombre que estaba atrincherado en su vivienda en Ejea de los Caballeros (Zaragoza) ha muerto tras un tiroteo que ha mantenido con agentes de la Guardia Civil, que han entrado en su vivienda y uno de los cuales está grave, han informado fuentes del Instituto Armado.

Un hombre de 70 años, que permaneció atrincherado durante más de doce horas en su casa, ha muerto en un tiroteo con agentes de la Guardia Civil, a los que recibió a tiros, durante el asalto al domicilio en la localidad zaragozana de Ejea de los Caballeros. El fallecido, José Luis Cerdán, se atrincheró tras disparar y herir ayer por la tarde con una escopeta a la pareja de su hija y posteriormente a un miembro de la Guardia Civil.

A otro agente le ha herido durante el asalto, que llevaron a cabo, tras infructuosas negociaciones, efectivos de la Unidad Especial de Intervención (UEI) a las 08.05 horas. El herido ha sido traslado con lesiones "importantes" en la mano derecha al Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

Los agentes de la Guardia Civil han respondido a estos disparos con sus armas, según ha afirmado el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, que ha dicho que se "ha hecho todo lo humano y posible" para que este asunto "tuviera un desenlace normal".

Los hechos comenzaron hacia las siete y media de la tarde de ayer, por causas que investiga el Juzgado de Instrucción número 2 de Ejea de los Caballeros, cuando el fallecido disparó con una escopeta al novio de su hija, con la que iba por la calle, y le causó heridas graves de las que evoluciona favorablemente.

Un cuarto de hora después, uno de los agentes que acudió al domicilio de la víctima también recibió un disparo en el chaleco antibalas y fue trasladado al hospital por una hemorragia en el oído, aunque "está bien", según el delegado del Gobierno. Posteriormente, el hombre se atrincheró en su casa con la escopeta de caza y allí permaneció durante más de doce horas hasta que hoy han entrado los agentes.

A las puertas de la vivienda, las fuerzas de seguridad han estado toda la noche "con ayuda de varios mediadores y con la colaboración de la familia y amigos" intentando convencer al hombre de que saliera. "Ha hecho caso omiso y no ha contestado ni una sola vez a los requerimientos de la Guardia Civil para que saliera", ha afirmado el delegado del Gobierno.

Los vecinos de este pueblo de unos 10.000 habitantes están consternados, sobre todo en el barrio de La Llana, donde vivía solo el hombre, según ha explicado el representante del ayuntamiento en este barrio, Julio Ezquerra.

El fallecido, según han informado fuentes vecinales, era viudo y tenía tres hijas, dos de las cuales residen en el pueblo, y le han definido como una persona solitaria, pero con un comportamiento "normal". Según estas fuentes, en el pueblo se comenta que el padre no llevaba muy bien la relación que mantenía su hija con su actual pareja.

Fuentes de la Guardia Civil han asegurado que no existían denuncias previas. Sí había una orden de alejamiento contra el exmarido de la hija, pero no contra su actual pareja. El caso está bajo secreto de sumario, según ha indicado el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.