ACTOS EN OTRAS CIUDADES ESPAÑOLAS Y EN BRUSELAS

ACTOS EN OTRAS CIUDADES ESPAÑOLAS Y EN BRUSELAS

Una gran concentración en Madrid clama contra el "acuerdo inmoral" de la UE sobre los refugiados

La Puerta del Sol ha acogido la movilización en la que sus asistintes han instado al Gobierno a rechazar en el Consejo Europeo el preacuerdo entre la UE y Turquía para expulsar a este país a los refugiados que lleguen a territorio comunitario. Una pancarta con el lema 'UE, inhumana contra los refugiados' ha presidido el acto y se han escuchado consignas como "UE, responsable criminal" y "ningún ser humano es ilegal".

Miles de personas, 5.000 según los organizadores y 700 según la Policía, se han concentrado en Madrid para instar al Gobierno a rechazar, en el Consejo Europeo del jueves y el viernes, el preacuerdo entre la UE y Turquía para expulsar a este país a los refugiados que lleguen a territorio comunitario. El acto se ha celebrado en torno a un escenario instalado en la madrileña Puerta del Sol, presidido por un cartel "contra un acuerdo ilegal e inmoral" y en defensa de los "derechos de las personas refugiadas y migrantes".

Al comienzo de esta acción reivindicativa, convocada por más de 120 entidades, entre sindicatos, partidos y organizaciones sociales y que ha empezado a las 19:00 horas -treinta minutos después de la hora prevista-, se han coreado consignas como "Ningún ser humano es ilegal" y "Unión Europea responsable criminal". Además de banderas de UGT, CCOO y USO, se han exhibido carteles con lemas como "Europa no respeta los derechos humanos", "Son personas, no mercancías", "Ni guerras, ni fronteras", "Unión Europea, inhumana, contra los refugiados", "Unión Europea, vendemos armas y echamos a las víctimas" o "Bienvenidos 18 refugiados, ¡hipócritas!".

En el evento, se ha dirigido a los asistentes el refugiado palestino Ahmed Abuzubaida, quien ha calificado de "insensato" el preacuerdo con Turquía, al tiempo que ha instado a la Unión Europea a dejar de vender armas a los países que no respetan los derechos humanos y a abrir vías legales y seguras para los refugiados. A continuación, la cantante y activista Cristina del Valle ha leído el manifiesto en el que los convocantes califican de "vergonzoso" el preacuerdo por considerar que "vulnera la Carta Internacional de Derechos Humanos, la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea y la Convención de Ginebra para los Refugiados".

La Unión Europea trata a los refugiados como "moneda de cambio" con el Gobierno de Turquía, traslada la crisis de los refugiados "fuera de sus fronteras" y abandona los valores que configuran Europa como un espacio común de libertad, seguridad y justicia, según los firmantes del texto. Desde su punto de vista, el preacuerdo con Turquía da vía libre a las "devoluciones en caliente" y se suma a las múltiples decisiones de la Unión Europea que han incumplido de forma sistemática la legislación vigente en materia de derechos humanos. El acto se ha cerrado con aplausos al grito de "No a la firma del Tratado con Turquía".

En declaraciones a la prensa, el coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha pedido que España ejerza el derecho de veto en el Consejo Europeo porque "no podemos alimentar posiciones que conducen al racismo y la xenofobia". En la misma línea, se ha expresado el portavoz parlamentario de IU, Alberto Garzón, quien también ha afirmado que la Unión Europea le da "un profundo asco" porque "se está comportando como los nazis, de forma clasista y xenófoba contra personas que huyen de la guerra".

Por su parte, la secretaria de Inmigración del PSOE, Eva Matarí, ha valorado que la ciudadanía salga a la calle para decirle al Gobierno que la sociedad española da un "no rotundo" a las políticas europeas sobre los refugiados. Asimismo, el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos, Rafael Mayoral, ha avisado al Gobierno de que "hay una posición clara de nuestro país en contra de las devoluciones masivas" y ha instado al Ejecutivo a cumplir este mandato.

El secretario general de la UGT, Josep María Álvarez, ha calificado la situación de los refugiados como "absolutamente vergonzosa" y de "incumplimiento" de los propios tratados de la Unión Europea, a la que ha exigido que "rectifique", pues tampoco se asegura que se vaya a garantizar el cobijo y el alimento a los refugiados en Turquía. Su colega de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha pedido al Gobierno que atienda el sentimiento mayoritario de los españoles, que no es racista ni xenófobo, sino solidario.

Las movilizaciones han contado con el apoyo de los sindicatos CCOO, UGT y USO; partidos políticos como el PSOE, Podemos e IU y organizaciones sociales como CEAR, ACCEM, el Consejo General de la Abogacía, Jueces para la Democracia, Médicos del Mundo, la Coordinadora de ONG para el Desarrollo y la Cumbre Social, entre otras entidades. La protesta se ha desarrollado después de que todos los grupos parlamentarios del Congreso consensuaran una declaración institucional para que el Gobierno exija en Bruselas el respeto de los derechos de los solicitantes de asilo y rechace las expulsiones colectivas.

Cientos de personas se manifiestan en Bruselas

Varios centenares de personas se han manifestado también ante las sedes de la Comisión Europea y del Consejo Europeo, en Bruselas, para protestar contra el acuerdo que la Unión Europea y Turquía intentarán cerrar este jueves y este viernes para la deportación de migrantes irregulares que lleguen a Grecia, incluidos los refugiados sirios, a suelo turco. La protesta ha sido convocada con la etiqueta #EuropeanBlackdays a través de las redes sociales, donde defienden que si se ratificara las propuestas acordadas en la Cumbre del pasado lunes, 7 de marzo, sería un "drama humanitario para los migrantes, un drama político para Europa y un drama económico para Grecia".

Asimismo, la convocatoria alerta de que las decisiones tomadas, además de atentar "gravemente" contra convenciones de Derechos Humanos y de Ginebra, "simbolizan el fin de toda forma de solidaridad por parte de la UE y evocan tristemente acontecimientos de la Historia". Con esta movilización, los convocantes pretendían "sensibilizar" a las poblaciones belga y europea sobre las políticas europeas de migración, a la vez que mandar el "mensaje fuerte" a los representantes políticos de que no desean una "Europa Fortaleza" que no reconozca el derecho al asilo ni respete los derechos humanos fundamentales.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE intentarán este jueves incluir las garantías legales necesarias para que la expulsión a Turquía de todos los inmigrantes irregulares que lleguen a Grecia, incluidos los refugiados sirios, estén en línea con la legislación europea e internacional. Así, los líderes europeos se enfrentarán primero a las reservas que existen todavía en varios Estados miembros sobre el contenido del acuerdo, antes de trasladar su propuesta definitiva al primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, el viernes.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.