Organizado por el ayuntamiento

Organizado por el ayuntamiento

Los grafiteros de Brunete se autodenuncian al participar en un concurso trampa

El Ayuntamiento madrileño de Brunete ha conseguido identificar a los grafiteros más activos de la localidad, usando como reclamo un falso concurso. Uno a uno los grafiteros fueron picando el anzuelo. Se delataron y llegaron a mostrar pruebas de sus pintadas para intentar ganar los 300 euros del premio.

Había que concienciar a los jóvenes del daño que generaban los grafitis en lugares no autorizados, así que el Ayuntamiento de la localidad madrileña de Brunete  organizó un concurso.

La prueba estaba dirigida sólo a los grafiteros de la localidad, y se les ofrecía la posibilidad de ser elegidos para que sus trabajos fueran parte del primer 'Monumento a la Libertad de Expresión' de Brunete.

Con ello, optaban a un premio de 300 euros y  el honor de que su obra quedara inmortalizada. Pero claro, tenían que mostrar su obra en un lugar destacado de la ciudad.

Con este cebo de dinero y reconocimiento, los grafiteros fueron picando, uno a uno. Una vez identificados, el paso siguiente fue "invitarles a borrarlos" y claro no les hizo ninguna gracia

Pero aceptaron, con esta acción se les perdonaban los 300 euros de la multa mínima por esta clase de actos

Los grafiteros “pillados por la autoridad”  han podido reproducir de nuevo su obra en un espacio habilitado y hasta la fecha, según el Ayuntamiento, no han vuelto a aparecer en las paredes de las calles de Brunete.

 

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.