VALENCIA | POSIBLE MULTA DE 90.000 EUROS

VALENCIA | POSIBLE MULTA DE 90.000 EUROS

Finaliza la fiesta de Nochevieja 'rave' en el aeródromo de Benagéber

La fiesta ilegal "rave" que desde Nochevieja ha reunido a unas 3.000 personas en el aeródromo de Benagéber (Valencia) ha apagado este mediodía la música que ha sonado en los últimos cinco días y han comenzado las labores de limpieza y el desmantelamiento de las instalaciones.

Desde la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Serafín Castellano, ha confirmado a los medios de comunicación que todavía quedaban en el recinto unas doscientas personas y uno de sus tres escenarios estaba sin desmantelar.

Castellano ha explicado que, tras haber "contactado por enésima vez" con el organizador de la fiesta ilegal de música electrónica, la previsión es que hoy quede totalmente desmantelada. "En estos momentos habrá unas doscientas personas, pero se estaban haciendo las labores de desmantelamiento del último escenario y de todos los elementos que había en la fiesta; por lo tanto, la previsión es que esté totalmente desmantelado hoy", ha afirmado. Según ha indicado, durante los cinco días que ha durado la fiesta la Guardia Civil ha organizado un dispositivo con 64 agentes cada día, que han identificado a los asistentes y realizado controles de tráfico, alcoholemia y drogas, que se mantendrá operativo hasta la clausura total.

En concreto, ha asegurado que hasta esta mañana se han inspeccionado 405 vehículos, se han identificado a 1.341 personas y se han levantado 42 actas por diferentes tipos de infracciones, entre ellas 18 por tenencia de drogas y 6 por tenencia de armas. Además, se han realizado 139 controles de alcoholemia, de los que tan sólo uno ha dado positivo, mientras que de los controles realizados de droga, ha habido nueve positivos y cinco negativos.

El delegado ha explicado que ahora se harán las diligencias e informes por parte de la Guardia Civil, que "se trasladarán donde corresponde para que se abran expedientes sancionadores, y las medidas desde un punto de vista administrativo o judicial que correspondan". Castellano ha manifestado que el organizador de la fiesta podría haber montado otra similar en la cementera de Buñol hace unos años y ha dicho que la mayoría de los participantes en la fiesta de Benagéber eran extranjeros "de seis o siete países" diferentes, aunque también había españoles. Según el delegado, el organizador había sido advertido en diferentes ocasiones desde el primer día de que debía desmantelar la fiesta y, por lo tanto, "deberá atenerse a las consecuencias de la desobediencia a la autoridad".

La fiesta ha incumplido desde el punto de vista administrativo la Ley de Espectáculos de la Generalitat por carecer de autorización y no disponer de las medidas de seguridad que conlleva una celebración de esas características y que se contemplan en esta normativa. "Veremos si desde el punto de vista judicial hay alguna responsabilidad, porque se forzó algún tipo de cadena y puerta y hay algunos daños", ha explicado el delegado, además de advertir de las posibles infracciones medioambientales que se hubieran podido cometer.

 

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.