La Policía continúa buscando a los autores del homicidio de Javier Romero Taboada

La Policía continúa buscando a los autores del homicidio de Javier Romero Taboada

La Federación de Peñas del Depor asegura que el club conocía el viaje de los Riazor Blues

La Policía continúa tratando de identificar a los autores de la muerte del hincha deportivista fallecido en una pelea multitudinaria entre seguidores radicales del Deportivo y del Atlético de Madrid. El viaje de los seguidores del Riazor Blues a Madrid ha provocado ya la dimisión de la Junta Directiva de las Peñas Deportivistas. El ministro del Interior pide a los clubes tolerancia cero hacia los violentos.

La Policía busca a los autores de la muerte del hincha deportivista mientras avanza la investigación para determinar qué falló para que no tuvieran conocimiento previo de la pelea.

El ministro del Interior no descarta depurar responsabilidades, pero insiste en la responsabilidad de los clubes de fútbol que amparan a peñas radicales. "Si es que falló algo, qué es lo que falló, para adoptar las medidas oportunas y, en su caso, exigir responsabilidades", ha señalado Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior.

Una de esas peñas radicales, los Bukaneros del Rayo Vallecano, se han desvinculado públicamente de la 'macropelea' del domingo. "Bukaneros no participó en ese pelea ni colectivamente ni a título individual", ha afirmado un portavoz de la peña. Han negado que hubiera alguno de sus miembros entre los detenidos.

En una comparecencia escoltados por una veintena de hinchas radicales enmascarados, han rechazado contestar cualquier pregunta.

Los bukaneros supuestamente habían apoyado a los hinchas gallegos. El Deportivo de La Coruña sabía que estos hinchas habían comprado 110 entradas para el partido del Depor con el Atlético. Y que, por tanto, iban a viajar a Madrid.

La Federación de Peñas Deportivistas explica en un comunicado que comunicó al club la petición de localidades de los Riazor Blues. Las 110 entradas se adquirieron en las taquillas del Depor, tras comunicar al club quienes eran los destinatarios. Policía y Ministerio del Interior investigan por qué esa información no llegó a la Comisión Antiviolencia.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.