'LA MANADA A JUICIO'

'LA MANADA A JUICIO'

El duro relato de la joven que denunció la violación múltiple de 'La Manada': "Otro me cogió por detrás, me bajó los leggins y me penetró"

La joven madrileña relató ante la Policía Foral y el juez cómo fue la noche de la agresión sexual que denuncia. Mientras, en los vídeos que los presuntos agresores grabaron, la chica aparece completamente inmóvil y con los ojos cerrados, siendo tratada como un objeto inanimado. Ha sido diagnosticada de estrés postraumático.

En Madrid, la chica que denunció haber sufrido una violación múltiple en los Sanfermines de 2016 sigue recibiendo ayuda psicológica. El año pasado dejó sus estudios, pero este curso ha vuelto a la universidad.

Lo ocurrido en Pamplona se ha convertido en un acto emblemático. En una jornada sobre violencia machista de la Plataforma feminista 7N se lee un relato inspirado en la denuncia de violación grupal de la joven. No fue una carta real, pero sirvió para hacer un juicio simbólico. "Resulta que tu puta noche de locura ha sido mi destrucción, tu follándonos a una entre cuatro es destrozando a una entre cuatro", decía el texto.

La joven acaba de cumplir 20 años y ni ella ni su familia han querido aparecer públicamente, mientras que en las redes sociales aparenta total normalidad. De hecho, aunque su familia conoce que ella es la denunciante, ha intentado que su entorno no lo sepa.

Noche del 6 de julio

El 6 de julio de 2016 los cinco integrantes de 'La Manada' se grabaron divirtiéndose en Pamplona y al poco de llegar a la ciudad conocieron a un grupo de chicas. Una de ella tuvo relaciones sexuales consentidas con el guardia civil en un bar.

Las cámaras de seguridad de esa misma noche grabaron cómo algunos miembros de 'La Manada' se acercaron a la joven que después denunciaría la violación múltiple, que estaba junto al escenario montado para los conciertos con un amigo. De esta secuencia hablaron los acusados en el juicio: "Recuerdo que empezamos a hablar con cachondeo, con bromas varias, todo muy bien, ella flipando con nosotros, que éramos sevillanos y que le gustaría estar con nosotros, y todo normal". El relato continúa señalando que un amigo le preguntó quién le había gustado más y ella dijo "puedo con los dos y con los cinco" y cuando le preguntaron que si lo decía en serio, según la versión del acusado, ella dijo que sí. Según las cámaras de seguridad, se puede ver cómo parece que la chica se abraza a uno de los acusados.

"Me rodearon entre todos y uno me dijo que le hiciera una felación"

En cuanto a la versión de ella, les dijo que no se encontraba bien y ellos se ofrecieron a acompañarla. El acusado explica que estaban con "picaresca y picardía" porque estaban "bebidos" y ella "en todo momento sabía a lo que iba". De hecho, otro de los acusados asegura que le propusieron ir a otro "sitio más tranquilo" y ella consintió. En las imágenes se ve cómo dos de ellos señalan la dirección que van a tomar y todos siguen la dirección. Ellos aseguran que han acordado mantener relaciones sexuales juntos. Primero entraron a la puerta de los baños de un bar, pero lo descartaron porque "había gente y no podíamos estar a gusto".

Los acusados aseguran que ella les "incita" a que miren hoteles, y la búsqueda continúa. Según su versión, no consiguieron ninguna habitación y el portero, que ahora es testigo en el juicio, no sabe precisar si la chica escuchó la conversación. Durante el recorrido, ella va unos pasos por detrás hablando con uno de los acusados, y según ella, se quiere ir a su vehículo. Ella reconoce en su declaración que con ese chico en la que aparece en las imágenes más rezagada se dio un beso.

Entonces, la noche siguió y, según uno de los acusados, vieron a una mujer que iba a entrar en un portal y aprovecharon para entrar ellos. De hecho, la supuesta víctima se habría dado un beso con uno de ellos y el resto le recriminaría que "ni siquiera les habían esperado". La versión de la joven es distinta y, ante la Policía, asegura que la obligaron a entrar cogiéndola de los brazos mientras "el chico del reloj le tapaba la boca" continuamente, lo cual ellos niegan. En otra declaración, sin embargo, la chica mantiene que no le taparon la boca pero que le pidieron que no gritara.

Además, la madrileña señala que no recuerda ir con cinco chicos, sino con cuatro, que la llevaron a la parte de atrás y le arrancaron la riñonera y el jersey. "Me rodearon entre todos y uno me dijo que le hiciera una felación. Otro me cogió por detrás, me bajó los leggins y me penetró".

"Ella era participativa al 100% y el centro"

Los amigos, en cambio, aseguran que ella lleva la iniciativa y fue decidiendo con quién estaba en cada momento: "Participativa 100%". Durante estos minutos grabaron siete vídeos con el teléfono del guardia civil y contaron a través de whatsapp lo ocurrido, según su versión, a otros amigos. Los expertos que analizan las grabaciones describen que la chica está completamente inmóvil y con los ojos cerrados, siendo tratada como un objeto inanimado. Según la Policía Foral, la chica no abre los ojos en ningún momento, aunque tampoco dice 'no' en ningún momento, siendo la interpretación muy ambigua. No obstante, los vídeos solo muestran una parte de lo que sucedió allí porque estuvieron entre 15 y 18 minutos.

La denunciante explica ante los psicólogos que se bloqueó, no sabía lo que estaba pasando y, por lo tanto, no pudo reaccionar. Los expertos concluyen que padece un trastorno de estrés postraumático.

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.