POLÉMICA EN LA CIUDAD

POLÉMICA EN LA CIUDAD

Dos municipios de Barcelona han contratado a una empresa privada para que instale radares

Dos municipios de Barcelona han contratado a una empresa para que instale y gestione varios radares de tráfico en sus calles. La compañía trabaja a comisión y se queda con un tercio de los ingresos de las multas. Uno de los alcaldes reconoce que recaudan mucho más de lo que esperaban.

Los presupuestos en uno de estos municipios iban a ser de 190.000 euros derivados de las multas impuestas por este radar, sin embargo, en tan solo nueve meses que lleva puesto, ya lo han superado con creces.

Además en una misma vía hay dos controles de semáforo que también controla la empresa. Desde el Ayuntamiento dicen que quieren controlar la seguridad de los conductores, sin embargo los vecinos tienen claro que solo se trata de una medida recaudatoria.

Uno de los vecinos ha recibido ya cuatro multas, lo que le supone tener que pagar más de 800 euros y la retirada de cuatro puntos carnet. Los culpables, tres radares colocados a pocos metros uno del otro.

Desde que empezaron a funcionar en noviembre hacen fotos diarias. De cada multa el 30% lo cobra la empresa que los instaló. El Consistorio asegura que es la única manera de asumir la inversión de los aparatos. La empresa se encarga de su mantenimiento y el Ayuntamiento así lo compensa.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.