CIRCULABA POR UN SENDERO

CIRCULABA POR UN SENDERO

Dos imputados por la muerte de un ciclista en Cantabria que tropezó con un cable electrificado

En Cantabria, dos personas han sido imputadas por la muerte de un ciclista. El hombre, de 44 años, circulaba con su bicicleta por un sendero cuando chocó contra un cable electrificado. Un cable colocado para evitar que el ganado se escape.

En su recorrido, se topó con un cable electrificado a la altura de su cadera. Impactó contra él, cayó y quedó tendido en el suelo. Un ciclista que pasaba por la zona avisó a emergencias y varios vecinos acudieron a socorrer al accidentado.

"Tenía partido el cuello. Estuvimos aquí con él, estuvieron una hora intentando reanimarle y no lo consiguieron", dice un vecino que estaba en el lugar de los hechos.

La ruta donde ocurrió la tragedia es habitual para ciclistas y senderistas. El cable que provocó el accidente estaba sujeto a dos estacas y señalizado solo con una bolsa atada.

"Estos lleva más de dos años así, y con el tiempo y la lluvia pues se ha deteriorado y apenas se ve", apunta otro vecino.

Dos hombres han sido imputados por un presunto delito de homicidio imprudente. El suceso ocurre después de que en los últimos meses se hayan multiplicado las denuncias de ciclistas y motoristas por supuestas trampas en caminos.

Alambres colocados a la altura del cuello, maderas con clavos enterradas en el suelo, o palos atravesados en los senderos. Obstáculos colocados de manera intencionada en muchos casos, y que pueden resultar mortales.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.