JUICIO POR EL ACCIDENTE EN ANGROIS

JUICIO POR EL ACCIDENTE EN ANGROIS

Una técnico de Ineco dice que no había orden de evaluar el riesgo en la curva del accidente del Alvia

Laura López, técnica de la consultora pública Ineco, ha explicado durante el juicio que el análisis realizado por la consultoría externa recoge la evaluación del riesgo de la línea hasta tan solo 300 metros del lugar del accidente, en el que no hay "nada de ningún estudio de seguridad".

Laura López, la técnico de Ineco citada a declarar como investigada en la causa abierta por el accidente ferroviario de Angrois en el que murieron 80 personas, ha declarado que su consultoría no recibió encargo de evaluar el riesgo existente en la curva de A Grandeira, donde se produjo el siniestro.

Así lo ha asegurado a su salida de las dependencias judiciales Manuel Prieto, abogado del maquinista Francisco Garzón, que también ha señalado que "en el lugar del accidente no se hizo ninguna evaluación de riesgo porque Adif no se lo contrató" a Ineco, sino que el contrato se limitó al enclavamiento de O Irixo.

De esta forma, el análisis realizado por la consultoría externa recoge la evaluación del riesgo de la línea hasta tan solo 300 metros antes del lugar del accidente, en el que "no hay nada de ningún estudio de seguridad", ha sentenciado Prieto.

El letrado ha considerado que esto es responsabilidad absoluta de Adif y ha aventurado que estos estamentos serán ratificados por los dos técnicos de Ineco también citados a declarar ante el juez.

Prieto ha achacado la ausencia de un informe de riesgos en el enclavamiento de Santiago de Compostela y en la curva de A Grandeira a divergencias entre las direcciones de Seguridad y de Contratos de Adif, ya que la primera habría solicitado, sin éxito, a la segunda que tomase en consideración la recomendación de realizarlo. Por este motivo, ha terciado que "igual tiene que ser llamado" a declarar el director de Contratos de Adif después de lo conocido hoy, aunque, en cualquier caso, la responsabilidad recaería sobre la dirección de Seguridad por autorizar la puesta en marcha de una línea sin los controles necesarios.

Este martes han sido citados como investigados, a raíz de la declaración en el mes de julio del director de Seguridad de Adif, Andrés Cortabitarte, tanto el director de Seguridad de Renfe, Antonio Lanchares, como la técnica de Ineco Laura López, que han abandonado el juzgado al término de sus intervenciones perseguidos por miembros de la plataforma de víctimas del accidente, quienes les han dirigido insultos e improperios. Ambos han optado por atender únicamente a las preguntas de fiscal, juez y defensa, y, mientras que la declaración de López ha durado poco más de media hora, Lanchares ha prolongado sus respuestas más de hora y media.

El abogado de la Plataforma de Víctimas Alvia 04155, Manuel Alonso, ha apuntado, sobre la declaración del responsable de Seguridad de Renfe, que ha efectuado "acusaciones bastante fuertes contra gente de su propia empresa", en concreto contra el jefe de maquinistas de la provincia de Ourense, José Ramón Iglesias Mazaira, y contra el jefe de Producción y Medios de la Gerencia de Mercado Norte de Renfe, José Luis Rodríguez Vilariño.

Estas personas ya fueron citadas a declarar como testigos en la presente causa, después de advertir, año y medio antes del accidente, de la existencia de "anomalías" en la línea de alta velocidad entre Santiago de Compostela y Ourense. Alonso ha adelantado que pedirán que ambos vuelvan a declarar en sede judicial y no ha descartado que puedan hacerlo en calidad de investigados.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.