OPERACIÓN CONJUNTA DE GUARDIA CIVIL Y EUROPOL

OPERACIÓN CONJUNTA DE GUARDIA CIVIL Y EUROPOL

Desarticuladas 2 organizaciones que introducían hachís en dobles fondos de coches y barcos

Dos organizaciones dedicadas a la distribución de droga desde Melilla a países de Europa han sido desarticuladas en el marco de la operación 'Bimbi-Embk', con la detención de 36 personas.

La Guardia Civil, en colaboración con Europol, en el marco de la operación 'Bimbi-Embk', ha detenido a 36 personas y ha imputado a otras 4, pertenecientes a dos organizaciones dedicadas a la distribución de droga desde Melilla a países de Europa.

Se han practicado cinco registros domiciliarios en Melilla, dos en Málaga, cuatro en Almería, dos en la localidad madrileña de Aranjuez y otros en Amsterdam (Holanda). uno en una embarcación deportiva de Almería y uno en un locutorio de Aranjuez.

Se ha intervenido más de media tonelada de hachís, 22 vehículos de alta gama, 1 embarcación deportiva, 1 moto acuática, 46 teléfonos móviles y otros dispositivos de última generación, 124.000 euros en efectivo, moneda extranjera, además de ordenadores y abundante documentación.

La droga era trasladada en sofisticados dobles fondos practicados en los vehículos y embarcaciones desde Melilla hasta la península para ser distribuída en Holanda y Alemania.

Uno de los procedimientos practicados en los dobles fondos consistía en accionar el botón de la calefacción de la luneta trasera mediante la consola del vehículo.

Para llegar a él había que accionar primero el botón de la calefacción y posteriormente presionar un mando a distancia para abrir la parte trasera del asiento donde se encontraba el doble fondo habilitado. Era imposible su detección y apertura si no se seguía la secuencia.

Para el traslado de la droga por vía marítima contaban con infraestructura de GPS y teléfonos vía satélite.

La organización contaba con importantes medidas de seguridad a la hora de usar comunicaciones telefónicas, utilizando para ello un lenguaje convenido para el envío y traslado de la droga.

Asimismo, disponían de vehículos lanzadera y cambiaban constantemente de ruta para no ser detectados.

Igualmente, ocultaban el dinero obtenido por la venta de la droga en los dobles fondos de los vehículos a los que se tenía que acceder de forma electrónica o manual según los casos.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.