ASISTIMOS A UN CURSO DE DEFENSA PERSONAL

ASISTIMOS A UN CURSO DE DEFENSA PERSONAL

Cursos de defensa personal para evitar ser una víctima de violencia de género

Se cumplen diez años desde que entró en vigor la Ley de protección contra la violencia de Género. Los expertos coinciden en que todavía es necesario desarrollarla y sobre todo dotarla con el presupuesto suficiente para que sea más efectiva. En esta década 757 mujeres han muerto asesinadas, 45 en lo que va de año.

Van a aprender técnicas básicas de defensa personal para esquivar una agresión y no importa la edad, la condición física o si no tienen ningún conocimiento previo en artes marciales: quieren estar prevenidas por si algún día se enfrentan a una situación complicada. Lo importante es cómo actuar si les agarran del cuello o del brazo.

No buscan atacar, sino sobre todo, tratar de huir. Gritar la palabra 'fuego' puede ser una medida de autoprotección muy útil, mucho más hacerlo pidiendo ayuda. Otra medida disuasoria sería gritar un nombre masculino.

Un arañazo, los dedos en los ojos o un golpe suave en la nariz pueden ser puntos de contacto directo muy efectivos que aturden al agresor y dan tiempo a la víctima para correr o pedir ayuda. Son técnicas de defensa para estar alerta pero que no terminan en esta clase. "Todo esto necesita mucha práctica pero ahora ya conocemos una base y me siento más segura", asegura una de las alumnas.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.