DOS ALUMNOS DE DOS AÑOS

DOS ALUMNOS DE DOS AÑOS

Condenan a dos años de prisión a una educadora por agredir a dos menores

Tras la agresión, la educadora deberá indemnizar a las madres de las víctimas con 2.000 euros por daños morales. La magistrada considera probado, que la educadora actuó sin paciencia ni consideración con los dos alumnos de dos años. La educadora negó los hechos y en su defensa, ha afirmado que en sus 27 años como cuidadora, nunca tuvo comportamientos inadecuados, ni queja por parte de los padres.

El Juzgado de lo Penal número 2 de Castellón ha condenado a dos años de prisión a la educadora de una escuela infantil pública del Grao de Castellón que agredió a dos alumnos de dos años.

La condenada deberá indemnizar a las madres de las dos víctimas con 2.000 euros a cada una por los daños morales, que asumirá la Conselleria de Educación como responsable civil subsidiaria, según la sentencia facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

Los hechos ocurrieron en el curso escolar 2010-2011 en una guardería municipal del distrito marítimo de Castellón, donde la magistrada que juzga el caso considera probado que la educadora actuó sin ningún tipo de "paciencia o consideración" con los niños.

Trató en reiteradas ocasiones "de forma inadecuada para su edad a algunos de sus alumnos, sometiéndoles a acciones violentas totalmente injustificadas con frases y expresiones impropias, tirones bruscos y algún bofetón o cachete", según la sentencia.

La sentencia da por acreditado que dos de los menores sufrieron esta "acción degradante" de forma particularmente intensa, con un trato "incorrecto, inadecuado y vejatorio, de forma reiterada". La jueza explica que la condenada aprovechaba el espacio cerrado del aula y la corta edad de los niños, lo que "les impedía repeler estos comportamientos y verbalizar lo que sucedía".

La conducta de la condenada, según la magistrada, hizo que dos de los menores desarrollaran una sensación de "temor y angustia" cuando les llevaban a clase "con llantos por la mañana y pesadillas nocturnas que fueron desapareciendo con el tiempo".

Durante el juicio la acusada negó los hechos y afirmó que en sus 27 años como cuidadora, "nunca" tuvo "comportamientos inadecuados" con los niños ni queja por parte de los padres.

La magistrada asegura que los hechos difícilmente habrían salido a la luz de no ser por la grabación de una vecina y madre de uno de los niños del centro.

En ella se ve cómo la acusada entra en el aula de manera acelerada y nerviosa e impetuosa se dirige a un alumno y "claramente se ve la acción de abofetear en dos ocasiones".

Durante la grabación, reproducida durante el juicio, se puede oír en el momento de la acción de abofetear las exclamaciones de sorpresa de la persona que graba, recoge el auto.

La autora de las imágenes insistió en su declaración cómo le llamaba la atención la forma en que la acusada hablaba a los niños de su clase, "utilizando unos modales incorrectos, un tono inadecuado, teniendo un trato seco con ellos" y viendo cómo en ocasiones les daba "collejas, zarandeos, movimientos bruscos o tirones de brazos".

La sentencia absuelve a la acusada de un tercer delito contra la integridad moral.

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.