USABAN UN KIOSKO COMO TAPADERA

USABAN UN KIOSKO COMO TAPADERA

Cinco detenidos en una nueva operación antidroga en la Cañada Real

Una nueva operación contra el narcotráfico en la Cañada Real de Madrid se ha saldado con cinco detenidos, una ellas ha sido una mujer que trató de quemar la droga y el dinero con un líquido inflamable.

El efecto sorpresa es fundamental en este tipo de operaciónes para la Policía. La Cañada Real funciona como el 'hipermercado de la droga' de Madrid, con chamizos blindados para la venta de cocaína y heroína. Los traficantes intentan que los agentes tarden el mayor tiempo posible en llegar hasta el lugar donde tienen la droga preparada para la venta mediante rejas y puertas blindadas.

En este caso el objetivo era una casa camuflada como kiosko, una tapadera que se usaba para vender droga. Los agentes entraron protegidos con escudos y con arietes. Con una sierra radial intentaron abrir el acceso a la habitación desde la que una mujer despachaba su mercancía. Los policías consiguieron finalmente entrar a través de la pared.

La policia encontró a la mujer quemando la droga y el dinero en un bidón al que arrojó líquido inflamable. El humo tóxico amenazaba con llenar toda la estancia.

En otras operaciones,  se han encontrado la droga tirada por el suelo, quemándose en una estufa encendida en pleno verano o en un desagüe tras ser arrojada por el inodoro. En este caso hay cinco detenidos, entre ellos el matrimonio propietario. Habían comprado la parcelo a un familiar para montar lo que esperaban fuera un próspero negocio, abierto 24 horas al día.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.