EN 925 EMPRESAS

EN 925 EMPRESAS

El brote de gastroenteritis por agua embotellada afecta ya a 3.399 personas

El brote de gastroenteritis que se detectó la semana pasada en Barcelona y Tarragona por el mal estado del agua embotellada en garrafas o bidones distribuida en 925 empresas afecta ya a 3.399 personas. Algunas personas han tenido que acudir a centros hospitalarios.

Agua embotellada
Agua embotellada | Agencias

El brote de gastroenteritis detectado la semana pasada en Barcelona y Tarragona debido al mal estado del agua embotellada en garrafas o bidones distribuida en 925 empresas afecta ya a 3.399 personas, han informado fuentes del Departamento de Salud.

Desde que la semana pasada se detectaron los primeros casos de gastroenteritis, la cifra de afectados sigue en aumento y ya son 3.378 personas, algunas de las cuales han tenido que acudir a centros hospitalarios.

Pese a que aún se desconoce el origen del brote, la Generalitat trata de confirmar que el problema podría estar en el proceso de envasado del agua, que se lleva a cabo en una planta de Andorra.

La empresa Eden Springs España, que fue la que distribuyó el agua, retiró la semana pasada de forma preventiva más de 6.000 garrafas de 19 litros de agua de la marca Font d'Arinsal en las provincias de Barcelona y Tarragona.

Los resultados de los cultivos realizados a distintos afectados apuntan que se trata de un norovirus, un microorganismo causante de la mitad de casos de gastroenteritis. Las autoridades andorranas están llevando a cabo una investigación sobre cómo se puede haber contaminado el agua, cuyos resultados serán posteriormente enviados a laboratorios catalanes para comparar sendas muestras de agua, y se calcula que el proceso concluirá en un mínimo de diez días.

Los resultados de los cultivos realizados a distintos afectados apuntan que se trata de unnorovirus, un microorganismo causante de la mitad de casos de gastroenteritis.

La empresa encargada del envasado del agua que podría haber originado el brote de gastroenteritis, Aigües d'Arinsal, de Andorra, ha suspendido la producción de forma cautelar hasta que se esclarezcan las causas de la intoxicación.

La decisión de paralizar la producción la tomó el pasado lunes el Gobierno de Andorra, que también acordó inmovilizar, también de forma cautelar, toda el agua envasada desde el día 7 de abril, cuando se detectaron los primeros casos.

Desde el ejecutivo andorrano han informado de que se ha detenido la línea de producción hasta que estén disponibles los resultados de los análisis y se pueda determinar de manera exacta el origen del brote.

La ministra de Medio Ambiente del ejecutivo andorrano, Sílvia Calvó, ha admitido que el caso puede afectar al futuro de la marca y que puede suponer "un golpe duro" para la empresa.

De hecho, algunas de las personas afectadas y las empresas en las que estaba instalada el agua han anunciado que iniciarán los trámites para presentar demandas judiciales por la intoxicación.

Los primeros casos del brote de gastroenteritis, que causa vómitos, fiebre y diarrea, entre otros síntomas, fueron detectados entre los días 12 y 13 de abril, y desde entonces solo uno de los afectados ha ingresado en un hospital, aunque el pasado domingo ya fue dada de alta.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.