SE VEN OBLIGADAS A REBAJAR EL PRECIO DE SUS SERVICIOS

Aumenta el número de prostitutas por la crisis

La crisis económica que sufre España en los últimos años lleva cada vez más a españolas a ejercer la prostitución en locales de alterne, hasta ahora copados por mujeres de otras nacionalidades.

Prostitutas en un local de alterne Prostitutas en un local de alterne | Foto: Agencias

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 21/07/2012 a las 13:23 horas

El fenómeno de la prostitución se ha agudizado en los últimos tiempo, así lo confirman analistas de la Unidad Central contra las Redes de Inmigración y Falsedad Documental de la Policía. Muchas mujeres que habían conseguido dejar esta actividad han tenido que regresar a ella ente la falta de recursos económicos. Un informe de Médicos del Mundo alerta de esta realidad.

El estudio revela que alrededor de un 10% de las prostitutas atendidas por esta ONG son españolas, por detrás de las de origen suramericano, de Europa del Este y subsahariano.

Además, muchas mujeres han tenido que rebajar el precio de los servicios y algunas son obligadas a practicar sexo sin preservativo ante la presión de los clientes. 

Afortunadamente, pocas españolas han caído en las redes de la explotación sexual y la inmensa mayoría ejercen sin ser coaccionadas.

158 mujeres han sido rescatadas de mafias en 2012

De enero a mayo de este año, la Policía Nacional ha rescatado a 158 mujeres de las redes de trata, ninguna española. No obstante, sí hay ciudadanos españoles entre los detenidos por formar parte de organizaciones que explotan a mujeres.

El "modus operandi" de estas redes de trata con fines de explotación sexual se repite. Primero captan a jóvenes que viven en regiones pobres de los países de origen y les prometen un trabajo bien pagado en España. A cambio, la víctimas deben abonar una importante cantidad de dinero en "gastos de viaje" y manutención, que después se ven obligadas a devolver a su llegada a España. 

La Policía también ha detenido en estos meses a unos 150 "chulos" que actuaban en solitario extorsionando a las mujeres que trabajan en la calle o en pisos, pero que no forman parte de redes organizadas.

Compartir en:
PUBLICIDAD