ARRANCA EL JUICIO EN SANTIAGO DE COMPOSTELA

ARRANCA EL JUICIO EN SANTIAGO DE COMPOSTELA

Constituido el jurado popular que juzgará el crimen de Asunta Basterra

Ha comenzado en Santiago de Compostela uno de los juicios más mediáticos de los últimos años: el del crimen de Asunta, la niña de 12 años hallada muerta en un camino forestal hace ahora dos años. El fiscal acusa a sus padres, Rosario Porto y Alfonso Basterra, de asfixiar a su hija después de haberle suministrado una fuerte dosis de tranquilizantes. La Fiscalía pide para ellos 18 años de cárcel.

La elección de los nueve miembros titulares y los dos suplentes que integrarán el jurado popular que se encargará de juzgar el crimen de la niña Asunta Basterra Porto ha sido completada en los juzgados de Santiago de Compostela, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). De esta forma ha comenzado el proceso que tratará de esclarecer esa muerte y que seguirán en torno a un centenar de periodistas de más de 30 medios de comunicación, incluidos el británico 'The Guardian'.

El juicio arrancó este martes en la sala de bodas del edificio judicial, en el barrio compostelano de Fontiñas, a las 9,30 horas, con la constitución del jurado. Finalmente, de un total de 24 preseleccionados sólo han sido recusados cuatro, aunque las dos partes (defensa y acusación) podían rechazar a un total de ocho aspirantes. La selección del jurado se ha prolongado durante unas cuatro horas en esta primera jornada del juicio y al término, los elegidos han recibido instrucciones sobre el desarrollo del proceso, durante el cual deberán mantener la discreción sobre los pormenores de la causa.

A esta cita no han acudido los acusados, los padres adoptivos de la niña, Rosario Porto y Alfonso Basterra, cuya asistencia era voluntaria y han anunciado su decisión de no desplazarse hasta la capital gallega --se encuentran en la cárcel de Teixeiro, en Curtis (A Coruña)--.

Este miércoles comenzarán las alegaciones previas, acto en el que alguna de las partes puede solicitar cuestiones, entre otras, relativas a la cobertura mediática y a la voluntad de que el proceso se lleve a cabo con limitaciones informativas para la prensa. Sobre todo esto se pronunciará el tribunal del jurado, con su presidente, Jorge Cid, a la cabeza. A continuación se prevé la proposición de pruebas y el interrogatorio a Rosario Porto y a Alfonso Basterra, que se producirá entre el miércoles y el viernes --previsiblemente entre el jueves y el viernes--, en un orden que determinará el presidente.

Desde entonces, pasarán a declarar por los juzgados unas 134 personas, entre testigos y peritos. El reparto inicial eran 84 testigos y 60 peritos, pero, por renuncia de algunos de ellos --por ejemplo, peritos que delegarán la comparecencia en otro compañeros con los que conjuntamente elaboraron informes--, finalmente serán 10 menos, en total.

Testigos
La prueba testifical empezará el lunes 5, cuando está previsto que pasen por el juzgado el vecino de la casa próxima al lugar en el que apareció el cadáver, en una pista forestal el 22 de septiembre de 2013, y la esposa de este; el policía nacional que dirigió la investigación inicial a raíz de la denuncia que presentaron los padres de la víctima; otro que participó en la búsqueda; un ciudadano que acudió a la comisaría para indicar que había visto a una niña de rasgos parecidos a Asunta Basterra y el vecino de la casa de Montouto con quien habló Rosario Porto en la tarde de los hechos.

También para esa fecha están convocados la testigo que vio a la víctima en compañía de Alfonso Basterra aquella tarde y su acompañante; la madre que tomó la iniciativa de acudir a las autoridades; el guardia civil que vio el cadáver en primer lugar; uno de los ciudadanos que pasaban por el lugar en el que se localizó y su acompañante; el jardinero de la casa de Montouto y el guardia civil que acudió para investigar los hechos.

Para el martes 6 están previstas las declaraciones de 11 guardias, dos de ellos a través de videoconferencia, dos policías nacionales y la madrina de la niña.

Calendario
Todos los testigos con domicilio en Galicia declararán en la sede del tribunal y los que residan fuera, así como los menores, lo harán por videoconferencia, al no existir razones que justifiquen el traslado a la sede del tribunal.

Finalmente, está previsto que las pruebas periciales comiencen el 14 de octubre a las 9,15 horas y la última citación está fijada para el 21 de octubre. El juicio concluirá en los últimos días de octubre con la prueba documental y la formulación de conclusiones.

Hechos
Asunta Basterra, de 12 años, murió en la tarde del 21 de septiembre de 2013 y su cadáver fue localizado durante la madrugada del día 22 en una pista forestal del lugar de Feros, en el ayuntamiento coruñés de Teo.

Las pruebas practicadas determinaron que la muerte de la menor, adoptada cuando contaba menos de un año por Alfonso Basterra y Rosario Porto, se había producido por asfixia y que, anteriormente y durante meses, la niña había ingerido un ansiolítico, Orfidal, que anuló su voluntad antes de ser asesinada.

Para los padres de Asunta, la acusación popular pide 20 años de cárcel por un delito de asesinato, una pena que la Fiscalía rebaja a 18 años de prisión. Mientras, las defensas, que mantienen que existe un plan para implicar a los padres, solicitan la libre absolución.

Hechos justiciables
En el auto de hechos justiciables que firma el presidente del Tribunal, Jorge Cid Carballo, se recoge que el jurado deberá determinar si los dos acusados comieron junto con su hija el 21 de septiembre de 2013 en la casa de Alfonso Basterra y "puestos de común acuerdo y con la intención de acabar con la vida de la niña", le suministraron una cantidad de medicamento que contenía lorazepam "necesariamente tóxica para, posteriormente, cuando hiciera efecto, asfixiarla".

Asimismo, se someterá a juicio si Rosario Porto, ese mismo día y según "un plan acordado con Alfonso Basterra", llevó a Asunta a su casa de Montouto después de las 18,00 horas y si, entre ese momento y las 20,00 horas, ambos padres "asfixiaron a su hija por medio de la compresión que le aplicaron sobre la boca y la nariz".

También plantea el Tribunal si en un momento próximo a la muerte de la Asunta los acusados "ataron a la menor por los brazos y los tobillos por medio de unas cuerdas plásticas de color naranja" y trasladaron su cuerpo a la cuneta de una pista forestal del lugar de Feros, en Teo, a unos cuatro kilómetros de distancia de la vivienda de Porto y donde fue localizada por dos hombres a las 2,00 horas de la madrugada del 22 de septiembre.

En cuanto al grado de implicación, el presidente del Tribunal recuerda que, como consecuencia del juicio oral, deberá determinarse si los hechos relatados fueron "ejecutados voluntaria y directamente" por Alfonso Basterra y Rosario Porto y si Asunta "no pudo defenderse de modo efectivo porque estaba bajo el efecto del medicamento suministrado". En virtud de esto plantea que los hechos podrían ser constitutivos de un delito de asesinato u homicidio.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.