DECLARACIONES TRAS EL CAREO CON MORATE

DECLARACIONES TRAS EL CAREO CON MORATE

El amigo de Morate: "¿Cómo iba a meter a alguien peligroso en mi casa?

El futuro de Sergio Morate, el presunto asesino de las dos jóvenes de Cuenca, está pendiente del análisis que la justicia haga del testimonio de Istvan Horvath tras el cara a cara que ambos amigos han mantenido. El rumano ha asegurado que ahora está "tranquilo" porque Morate "ha reconocido que no tiene nada que ver" en el crimen pero que tuvo "miedo" a sufrir las consecuencia "por la tontería" de su amigo.

El presunto asesino de las dos jóvenes de Cuenca, Sergio Morate, se ha sometido a un careo con el amigo que le acogió en Rumanía, Istvan Horvath, que ha dicho a su salida del juzgado en la localidad rumana de Lugoj que "no sabía nada" sobre el crimen. "¿Cómo iba a meter a alguien peligroso en mi casa?", ha dicho ante las preguntas de los periodistas.

Horvath ha revelado que tuvo que "tomar tranquilizantes" antes del cara a cara de este lunes con Morate "para no intentar hacerle algo", aunque se ha mostrado "tranquilo" tras superar el momento. "Él reconoció que no tengo nada que ver con él y que yo no sabía nada, que él iba a venir para ser el padrino de mi hijo y que ésa era su intención para llegar a Rumanía", ha explicado.

"No sabía que era buscado en España", ha asegurado Horvath, palabras que ha asegurado ante el juez al defender su inocencia. No obstante, ha reconocido que su mujer lo supo antes que él. "Ella me lo dijo después de que nos cogiera la Policía. Me ha asegurado que antes no le había dado tiempo a decírmelo y, cuando iba a a hacerlo, llegó la Policía a la casa", ha argumentado.

El amigo de Morate ha revelado que el presunto asesino le pidió perdón "el primer día, en el calabozo", pero que en el careo no le dijo nada. Sin embargo, ha reconocido el "miedo" a que "por una tontería de alguien" pudieran llegar a "quedar desatendidos" su mujer y sus hijos. "Voy a aseguir trabajando, a mantener mi familia y a seguir con la vida tranquilamente", ha dicho, confiado en que le sea retirada la imputación en el caso. "Lo mantengo: en mi casa no entra ningún asesino. Aunque fuera mi hermano, no intento ni esconderlo", ha reiterado.

Horvath ha explicado la versión que ha dado a la justicia y que coincide con la de Morate: "Él se había perdido por Hungría, fuimos a recogerle, pasamos la frontera, yo con él en el coche. Llegamos a casa y día normal". También ha revelado que en el careo no le ha visto "afectado" y ha asegurado que ahora se siente "traicionado" por el que consideraba su amigo.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.