FALLECIERON CUATRO PERSONAS

FALLECIERON CUATRO PERSONAS

Airbus revisará el sistema electrónico de motores del A-400M tras detectar una incidencia

Airbus Defence and Space realizará comprobaciones en los motores de los aviones para evitar potenciales riesgos en cualquier vuelo futuro ya que se ha detectado una incidencia de este tipo en el avión siniestrado en Sevilla en el que murieron cuatro personas. Esta incidencia, que "aún está bajo investigación si es de producción o de diseño", no se podría haber detectado "hasta que el avión está en el aire".

Airbus Defence and Space ha enviado este martes un comunicado de alerta (AOT) a todos los operadores de A-400M en el que informa de la necesidad de realizar unas comprobaciones específicas en las Unidades de Control Electrónicas de cada uno de los motores de los aviones.

Según ha informado la compañía en un comunicado, las medidas se adoptan para evitar potenciales riesgos en cualquier vuelo futuro, ya que, según han señalado fuentes de la industria, se ha detectado una incidencia de este tipo en el avión siniestrado el pasado 9 de mayo en Sevilla, en el que fallecieron cuatro personas. Los países a los que ya les han sido entregadas unidades del A400M son Reino Unido, Turquía, Francia, Alemania y Malasia.

Los resultados del análisis de los datos --incide Airbus Defence and Space-- han sido compartidos de inmediato con el equipo de la investigación oficial tras el accidente ocurrido a principios de este mes de mayo en Sevilla y en el que fallecieron cuatro personas.

En este sentido, fuentes de la industria han apuntado que los datos de los vuelos del A-400M si monitorizan en cada prueba y de manera rutinaria se analizan, pero "ahora, tras el accidente, se están mirando con más detenimiento si cabe".

Según han explicado las mismas fuentes, una vez el avión está en el aire, si existe una incidencia en una de las unidades de control electrónicas de un motor y la tripulación opera sin ser consciente, puede producirse que el motor no regule la potencia según las órdenes del piloto.

Esta incidencia, que "aún está bajo investigación si es de producción o de diseño", no se podría haber detectado "hasta que el avión está en el aire", según apuntan desde el sector.

De esta manera, la AOT, tal y como señala el comunicado de Airbus D&S, requiere que los operadores realicen comprobaciones únicas y específicas de las Unidades de Control Electrónicas (ECU) en cada uno de los motores del avión antes de su próximo vuelo y, además, detalla comprobaciones adicionales que deberán realizarse en el caso de cualquier posterior cambio de motor o de ECU.

Esta AOT es el resultado del análisis interno realizado por Airbus Defence and Space y se ha distribuido como parte de la actividades de mantenimiento de la aeronavegabilidad, independientemente de la investigación oficial en marcha.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.