Según un estudio publicado en The Spine Journal

Según un estudio publicado en The Spine Journal

El uso de los ultrasonidos para tratar el dolor lumbar carece de fundamento científico

El Sistema Nacional de Salud utiliza de forma rutinaria los ultrasonidos para tratar determinadas dolencias y afecciones musculoesqueléticas y especialmente el dolor lumbar. Un tratamiento, que ahora ha sido puesto en entredicho. Según las últimas investigaciones los ultrasonidos no curan el dolor de espalda.

Los ultrasonidos para el dolor lumbar carecen de fundamente científico
Los ultrasonidos para el dolor lumbar carecen de fundamente científico | agencias

Una revisión sistemática recientemente publicada por investigadores españoles en la principal revista científica internacional en el campo de la columna vertebral, The Spine Journal, demuestra que el uso de los ultrasonidos para el tratamiento del dolor lumbar carece de fundamento científico.

La revisión se ha centrado en el uso de los ultrasonidos y las ondas de choque para el tratamiento del dolor lumbar, y concluye que no existe fundamento científico sobre la eficacia de ninguna de las dos tecnologías.

La investigación realizada por investigadores de la Fundación Kovacs, la Universidad de León y el Centro Cochrane Iberoamericano demuestra que no existen pruebas científicas de que estas técnicas sean mejores que el placebo, y que su efecto es incluso menor que el de otros tratamientos que tampoco han demostrado ser eficaces.

En opinión del Doctor Jesús Seco del Instituto de Biomedicina de la Universidad de León “los resultados de la revisión demuestra que los ultrasonidos son inútiles tanto para los pacientes agudos como para los crónicos y tanto para los que tienen dolor irradiado a las piernas como para los que no lo tienen. Así, no hay ningún caso de dolor lumbar en el que su uso está justificado”.

De hecho, las pruebas científicas demuestran que los recursos  públicos actualmente destinados a financiar este tratamiento en el Sistema Nacional de Salud están siendo despilfarrados, y no están justificados los inconvenientes que se causa a los pacientes, como la pérdida de tiempo, los desplazamientos y los costes añadidos.

Por eso, los autores de esta investigación recomiendan que el Sistema Nacional de Salud deje de cubrir los ultrasonidos para el tratamiento del dolor lumbar.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.