ANÁLISIS DE SALIVA DETERMINARA LA EVOLUCIÓN DE LA ARTROSIS

ANÁLISIS DE SALIVA DETERMINARA LA EVOLUCIÓN DE LA ARTROSIS

Un test del ADN en la saliva determina la evolución de la artrosis de rodilla

Un estudio en el que han participado 32 centros hospitalarios españoles ha demostrado que un test de ADN con muestras de saliva puede determinar en los primeros estados a qué ritmo evolucionará una artrosis de rodilla.

"El gran valor de la investigación es haber identificado por primera vez cuáles son los genes alterados que determinan la evolución de la enfermedad", ha explicado a Efe el coordinador de la investigación, Josep Vergés, que es director médico y científico de Bioibérica Farma.

Los resultados del estudio se presentan en el Congreso Mundial de Artrosis, que arranca hoy en Barcelona con la presencia de expertos de todo el mundo que analizarán los avances en el tratamiento de esta patología inflamatoria que es la causa de incapacidad crónica más prevalente y que va en aumento por el incremento de la esperanza de vida y los altos índices de obesidad.

La investigación, impulsada por la farmacéutica catalana Bioibérica Farma y por la biotecnológica vasca Progenika, determina por primera vez el componente genético de la artrosis, que se sitúa en un 70 por ciento, por lo que el 30 por ciento restante se achaca a factores ambientales, como envejecimiento, el exceso de deporte o la obesidad.

Sobre una muestra de 300 pacientes con artrosis de rodilla controlados a lo largo de ocho años, los investigadores del proyecto, denominado Arthrosischip, han encontrado variaciones genéticas distintas entre un grupo de enfermos que empeoraron rápidamente y requirieron de prótesis a los 3 años del diagnóstico, y un segundo grupo en el que el proceso degenerativo fue más lento y no necesitaron un implante al menos antes de los 8 años.

En base a estas variaciones distintas en los dos grupos, los investigadores idearon un sistema sencillo de análisis del ADN en la saliva para poder saber, poco después de diagnosticar por radiografía una artrosis de rodilla, si ésta evolucionará de forma rápida o lenta.

Poder clasificar a los pacientes según el riesgo de poder requerir una prótesis de rodilla  que cuesta unos 3.000 euros, a lo que hay que sumar el coste de la operación y rehabilitación, permite a los médicos diseñar terapias más personalizadas para combatir la enfermedad.

"Podemos concienciar con más antelación para corregir hábitos no saludables y, además, el paciente se va a tomar los consejos más en serio si sabe que un test de ADN ha fechado el momento en el que la artrosis puede llegar a invalidar completamente la rodilla", ha explicado a Efe el reumatólogo del Hospital Universitario de A Coruña.

Los responsables del proyecto Arthrosischip esperan poder comercializar el test en los próximos seis meses y, aunque aún se desconoce el precio de cada prueba, auguran que acabará saliendo más barato en comparación a los costes en intervenciones quirúrgicas, rehabilitación y prótesis que genera no actuar a tiempo ante una artrosis de rodilla.

Además, la artrosis genera numerosas bajas laborales y se estima que su incidencia supone un coste para las arcas públicas de unos 4.700 millones de euros, lo que equivale al 0,5 por ciento del PIB español.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.